miércoles, 4 de enero de 2012

AÑO NUEVO, CRISIS VIEJA

Que había crisis era un hecho que todos sabíamos desde hace mucho tiempo, pero no sería la noticia del día, telediario tras telediario si no se fuesen descubriendo los mayores agujeros en la economía de este país tras el desastroso gobierno socialista que ha durado casi 8 años. Lo más increíble de todo es que dicho gobierno a la entrada del vigente, ha sido condecorado con medallas y honores, ¿Cómo pueden haber condecorado a esta gente después de sus mentiras, sus malas gestiones y habernos dejado en la cola de la unión europea?

En el primer trimestre del año nuevo el Banco de España anuncia una entrada en recesión ya que volverá a crecer el paro (se estima que solo tendrá trabajo el 23% de la población activa, o lo que es lo mismo casi 1 de cada 5 personas). Tenemos que seguir pagando la deuda con Europa y los inversores que pretendían gastar su dinero en la deuda española cada vez se lo piensan más ya que esta exige unas ciertas condiciones que no se hacen apetecibles pero que son lo que hay ya que si no, no podrían hacer frente al pago de esta.




Y dentro del país el panorama no mejora, los partidos nacionalistas exigen en las comunidades que gobiernan un trato especial a otras comunidades con pactos fiscales renovados. Un pacto fiscal que en su esencia trata básicamente de que, cada comunidad autónoma recauda equis cantidad de impuestos que deben "mandar" al gobierno para pagar principalmente gastos públicos, pues bien los nacionalistas piden que ellos tengan que "mandar" menos dinero al gobierno central para que estos dispongan de mas crédito para sus gastos.

Cualquier persona de este país tiene "amor" por la tierra en la que le vio nacer sea cual sea la comunidad, pero hay que empezar a entender que la gente no está dispuesta a que comunidades como Cataluña y País Vasco por muy importantes que sean para la economía de este país tenga un Pacto Fiscal especial al resto, ya que todos contribuimos a partes iguales para el buen funcionamiento. Entonces debemos de empezar a diferenciar el respeto por una cultura, sus costumbres y demás cosas que hacen especiales a las tierras, de su trato con el Fisco. Siempre se tendrá que respetar que en un hogar de Cataluña se quiera hablar Catalán y lo mismo con el Vasco, pero no podemos derrochar el dinero que todos pagamos, en anteponer el Castellano, que no deja de ser la lengua madre de todas las personas de este país, a otras lenguas propias de Comunidades, que a la larga no sirven para relacionarse con otros países ya que no valen para trabajar fuera ni comunicarse por el mundo con ellas.

Luego hay que hacer un especial hincapié en los sindicatos, aquellas entidades que se dedican a que un trabajador tenga un trato digno y un sueldo acorde a su dedicación y número de horas trabajadas, pero que se despreocupan totalmente de las personas que no tienen ese trabajo que ellos supuestamente tanto cuidan, ya que se les financia también con fondos públicos (y no dejan de ser entidades privadas) deberían de empezar a dar ideas y ayudas para intentar reducir una tasa del paro tan elevada como la que hay en este país. Si no, ¿para qué se les da dinero del fondo público?.

Luego hay que destacar también que en España hay un número parecido de funcionarios que en Alemania (paíspuntero de la UE) pero siendo realistas a los números en España 1 de cada 18 habitantes es funcionario mientras que en Alemania 1 de cada 25, yo me pregunto ¿es necesario tanto empleo público?, y mi respuesta, es que en los tiempos de crisis y más cuando cumplen una función casi nula, es no. Hay demasiados funcionarios y es un hecho y hay que empezar a recortar empleos públicos pagados por la administración.

Y por último me gustaría hablar de los famosos recortes, aunque a la gente ya le dan miedo, debido a que pueden repercutir en la enseñanza o en la sanidad, en parte son necesarios si queremos atravesar por fin esta nefasta situación, aunque eso sí, hay que saber donde aplicarlos, ya que como dije antes en enseñanza o en sanidad, los recortes tendrían que ser los justos y necesarios, porque estamos en un país que lleva mucho tiempo derrochando sin medida alguna y por ahí es por donde se puede empezar a hacer recortes, mirando al pasado y prescindiendo de gastos inútiles, como gastos lujosos de políticos, sueldos a ex-ministros, televisiones públicas etc..