jueves, 19 de enero de 2012

DICTADURA MODUS OPERANDI

Los obstáculos que se oponen a la democracia tienen poco que ver con la cultura o la religión; En realidad el mayor obstáculo para la democracia mucho más a menudo tienen que ver con el hecho de que quienes tienen el poder desean conservarlo a toda costa.


Es por ello que en países de América Latina, como Cuba y Venezuela las maniobras por mantener el poder son más que evidentes.  La formula para mantener el poder a toda costa ha sido mas que probada en la isla caribeña en donde la dictadura Castro mantiene un reducido grupo de colaboradores los cuales podrían juzgarse como elementales para el funcionamiento del aparato dictatorial. Así mismo Hugo Chávez en Venezuela ha hecho una copia calcada de la formula de poder del régimen de Castro.




Una premisa fundamental del como mantener el poder por parte de los regímenes dictatoriales es el control del flujo de dinero. Este sistema es un arma poderosa de los dictadores por que una vez controlado el flujo de los recursos monetarios, pueden y así lo hacen: redistribuir el dinero a discreción comprando de esta forma el apoyo tan necesario para mantenerse en el poder. Con esto logran conseguir acumular riqueza de una manera exorbitante. Así lo hizo el defenestrado presidente Manuel Zelaya en su intento de mantener el poder en Honduras. Por muchos meses manejó el país sin la aprobación del presupuesto de la nación esto generó una gran incertidumbre en el gobierno mismo y el descontento de la amplia mayoría de la población. Zelaya utilizaba el flujo monetario de una manera arbitraria con su particular estilo, en su afán de comprar el apoyo de la manera más rápida posible.



La pobreza es otra de las excusas de cómo mantener el poder a toda costa. Los regímenes dictatoriales en primer lugar afirman que sacrificar la democracia es una manera de lograr la mejora social y económica a la vez de que promover la estabilidad. Pero las pruebas de ello son exactamente lo contrario.Veamos el caso de Cuba, una nación que antes de la dictadura castrista se encontraba con indicadores sociales muy por encima de Francia y Bélgica para la época y ahora esta muy por debajo de esas naciones. Un pueblo una vez conquistado y convencido de que la única manera de lograr el progreso económico y social es sacrificando la democracia la sentencia esta dada. Ni la pobreza ni el progreso social harán su arribo en un régimen dictatorial; por que la pobreza se habrá generalizado al igual que la falta de oportunidades a toda la población. Convirtiéndose así en un elemento de la ecuación de la formula de poder dictatorial.

Dirijamos los ojos a Venezuela por un momento y su actual situación, mientras a lo interno la pobreza se generaliza y extiende, el gobierno utiliza los recursos del estado en la compra de apoyo en la región, recursos que muy bien podrían ser usados en la implementación de políticas de desarrollo al interior de Venezuela. Pero como parte de las maniobras para conservar el poder, el desarrollo a lo interno no importa. ¿Por qué? Precisamente porque la promesa de una mejora social es solo una fachada más. Si bien es cierto en Cuba para el caso la escolaridad es de casi el cien porciento, esta no es funcional dado que el régimen dictatorial solo pretende tener ciudadanos que sigan instrucciones, vamos a lo máximo que funcionen y no que piensen.

En realidad la vida de los ciudadanos en un país gobernado por un régimen autoritario no debe mejorar, dado que la riqueza que puede ser utilizada en ello, es destinada a la compra de apoyo de los “leales” partidarios del régimen. Esto es evidente en Venezuela con los incrementos salariales del ejercito pero lo que los integrantes del ejercito no saben o asumen no saber es que esos incrementos dejaran de existir una vez logrado el control total del poder, el pago de estos servidores “leales” será únicamente el necesario para mantener la lealtad al régimen y ellos también pasaran a ser totalmente controlados por el pequeño grupo que accede al poder o que tiene el derecho de figurar en las líneas de sucesión al mismo.

En Corea del Norte puede verse como el poder ha sido heredado a la manera de las monarquías de padre a hijo. El hacer uso del sistema monárquico de la herencia del poder, no es solamente por que el dictador quiere sentirse rey también es parte de la clave de la conservación del poder mismo dentro de la misma familia. Se preguntaran y ¿cómo lo hacen? Todos los secretos de cómo manejar el régimen y en principal el uso de los recursos monetarios son únicamente conocidos por quien heredara el régimen. De esta manera los colaboradores se verán obligados a apoyar al nuevo dictador ya que es el quien controlara los flujos de dinero y por consiguiente quien controlará el nivel de vida de ellos.

Ese traspaso de poder ya lo han utilizado los Castro en Cuba. Es por ello, que también la familia es un aspecto importante para la conservación del poder a toda costa. Es así que los hijos y parientes se convierten en voceros oficiales de los regímenes dictatoriales. Todo sea por la conservación del poder a toda costa. Como dice un dicho popular que desconozco su origen pero que se sigue muy fielmente en los regímenes dictatoriales: “Todo por el pueblo pero sin el pueblo”



Post escrito por @HenryZaa, nace de la colaboración con miembros de todo el mundo, esta vez escriben desde Honduras.