viernes, 17 de febrero de 2012

Corrupción socialista en Asturias

Tras la victoria del partido presidido por Francisco Álvarez-Cascos , Foro Asturias, en los últimos comicios municipales y autonómicos, la nueva corporación en la Junta General del Principado de Asturias, tras 32 años de gobiernos socialistas, solicitó una auditoría a todas las empresas públicas del Principado siendo la transparencia uno de los puntos más destacados en el programa electoral del nuevo partido.

Centro Niemeyer Asturias

Ante esta propuesta de auditoría de todos los entes públicos dependientes del Principado, la única oposición a la misma venía de Avilés, donde la directiva de la Fundación Niemeyer, compuesta por antiguos y actuales dirigentes del PSOE, la calificaba de “innecesaria”.

Pero esta negativa a la realización de la auditoría, no dejaba de ser un mero suceso anecdótico precedido de una serie de irregularidades como el caso de los sofás de Igrafo, empresa asturiana de mobiliario implicada junto a Maria Jesús Otero, Ex Directora general en la Consejería de Educación, Marta Renedo, Ex jefa de Servicio de Bienestar Social, Cultura y Administraciones Públicas y Jose Luis Iglesias Riopedre, Ex Consejero de Educacion , en un fraude de fondos públicos que está siendo investigado, por un valor superior a los 15 millones de euros.


El anterior Gobierno asturiano había solicitado a la empresa Igrafo 1000 butacas para el auditorio del Centro Niemeyer al que desadjudicaron dicha compra tras salir a la luz la trama del “caso Renedo” y la Fundación Nimeyer adjudicó a otra empresa llamada Ezcaray dichas butacas por un tercio de lo adjudicado anteriormente a Igrafo, lo que nunca sabremos, es donde irían a parar esos dos tercios de haberse concretado la operación con Igrafo.

Tras el descubrimiento de esta trama, los socialistas optaron por difundir una idea errónea de Foro, que acusaba a Fco. Álvarez Cascos de tratar de cerrar el Centro Niemeyer, cierre que nunca tuvo lugar, sino que el nombre de “Niemeyer” perteneciente a la Fundación Niemeyer , no fue concedida a la nueva dirección del centro nombrada por el Presidente del Principado y se optó por llamar a la obra arquitectónica Centro Cultural Internacional de Avilés.

Centro Cultural Niemeyer

Durante el transcurso de esta polémica, los medios de comunicación de la izquierda se han encargado de publicar una idea que nada tiene que ver con la realidad del “caso Niemeyer” achacando al mismo la persecución de la cultura por parte de Foro, que lo que realmente persigue es la corrupción del PSOE en busca de la transparencia prometida que tanto se encargó de ocultar la Junta Directiva de la Fundación Niemeyer.