martes, 17 de abril de 2012

Como en el 36...

Post realizado por @GeorgeOrwell67, publicado simultáneamente en su blog http://georgeorwell67.blogspot.com



El Partido Socialista llegó en Marzo de 2004 al poder de la forma más rastrera imaginable, después de haber estado incendiando el país durante más de dos años porque un barco se había hundido, y porque el Gobierno de entonces en cumplimiento de los Tratados Internacionales que nos obligan como miembros, decidió dar apoyo logístico a una Misión amparada por varias resoluciones de la ONU, en Irak.

Miembros del Partido Socialista y de IU participaron entre Marzo de 2003 y Marzo de 2004 en al menos 40 incidentes, algunos de ellos bastantes violentos, contra sedes o simpatizantes del entonces partido en el gobierno entre otros lugares en Oviedo, Sevilla, Tenerife, Córdoba, Granada, Zaragoza y Barcelona.


Todos estos incidentes, a los que en su momento se les dio más o menos importancia, (menos casi siempre), desembocaron en la Victoria Final de 2004 con la guinda del 11M. Es fácilmente demostrable para cualquiera que sepa hacer una búsqueda en Internet o buscar en la hemeroteca de un periódico que el agit-prop fue pues una de las grandes bazas para obtener esa victoria, y esto que hasta hace poco era un tema tabú, se va ya reconociendo por algunos sectores que hasta hace bien poco lo negaban con furor.

Durante la primera legislatura "zapatética", la sociedad civil se manifestó en diversas ocasiones contra el gobierno. La Sociedad Civil y el principal partido de la oposición, más la primera que el segundo, con una actitud educada y cívica intentaron ejercer una timidísima presión sobre los que amparados por otros métodos habían conseguido sus objetivos. Con una Sociedad Civil fuerte y dispuesta a plantar cara y una oposición medio digna enfrente, el Partido Socialista acusó a la oposición de antidemocrática, de crispar y de todos los males de la Historia de la Humanidad desde el asesinato de Abel a manos de Caín, que como todo el mundo sabe, era del PP... :)

Durante la segunda legislatura "zapatética" se desarmó a la Sociedad Civil. Y una vez desarmada la Sociedad Civil (recordad que se cargaron el Foro Ernua, a Basta Ya, a la AVT y a los Peones) y curiosamente, con la oposición más modosita que se recuerda en toda la historia de la partitocracia heredera del Régimen franquista, oposición dispuesta a postrarse ante el oponente, centrada en su misma centralidad, servil hasta lo indecente, resulta que regresaron los vientos del 36...

La izquierda, que ya no estaba en la oposición, si no en el poder, y por segunda vez con el irresponsable adolescente cuarentón de Presidente, ya no se conformaban con insultar. Se empezó a hablar abiertamente de quemar Iglesias y de dinamitar algunas sedes donde no gobernaban "los que deben". Se desató una cruzada laica incomprensible y se radicalizaron tanto las posturas de la izquierda desnortada que nos toca sufrir en Progrelandia que a cualquier ciudadano decente le costaba un enorme esfuerzo reconocer su propio país, convertido en un nido de víboras dispuestas a devorarse unas a otras.

Cuando la izquierda se percató de que había metido la pata con el tema de la crisis y vio próxima una derrota flagrante, surgieron los 15M, los perroflautas y los antisistema para continuar el camino emprendido en su día por el adolescente cuarentón que nos gobernó durante dos legislaturas infames, y que con Leyes como la de la Memoria Histérica nos ha retrotraído directamente a los años 30 abocándonos a una situación probablemente irreversible.

Hay quien afirma que esta vez no les funcionará, que de nada va a servir incendiar las calles pues la gente está demasiado preocupada en sus cosas como para meterse en líos, pero por desgracia, cada día, es mayor el número de personas que perciben que realmente estamos llegando a una situación límite, como la del 36...Y cuando el río suena... Agua lleva.

Viendo actitudes tan democráticas y respetuosas con el adversario político, como esta de abajo, te entran ganas de emigrar...