miércoles, 25 de abril de 2012

En defensa de los animales, a favor del aborto


Mas allá de la defensa o no de los animales, siempre me ha resultado chocante como la gran mayoría de los “defensores” (y lo entrecomillo a sabiendas) de los animales, son luego unos férreos defensores de lo que ellos llaman “un derecho de la mujer” pero que muchos pensamos, y no sin razón, que es un crimen, una fácil salida y el resultado de una irresponsabilidad más que manifiesta.
Así son los antitaurinos
Parece que esta de moda eso de ser “Anti-Todo”, en este caso, Anti-Taurino, que es lo que más me llama la atención, porque mientras estos pancartistas se dedican a gritar cual energúmenos, e insultar a todos aquellos que pensamos de forma diferente (algo a lo que nos tienen acostumbrados) se ponen del lado de aquellos que consideran el aborto como un “derecho”. El derecho de asesinar a un ser humano,  que muchos llevan a gala.



Antitaurinos protestando
Es ciertamente lamentable el comportamiento de estos antisociales, que van con sus cartelitos con toros muertos llenos de banderillas, pero que no les gusta ver la de seres humanos cortados a trocitos, aspirados del cuerpo de su madre y masacrados únicamente por una ideología que le quita al ser humano su condición de inviolable por otro ser humano, porque, al menos así lo pensamos las personas coherentes, el ser humano no es quien para decidir sobre la vida o la muerte de otra persona. 

El fondo de todo este problema, no es más que una falta de responsabilidad que los gobiernos de la izquierda han querido siempre implantar en la sociedad, ya que de esa manera, es mucho más fácil su control. El porqué es una irresponsabilidad el aborto no tiene lugar a dudas. Primeramente, porque el embarazo de una mujer no es algo que surja de forma espontanea, y si, aunque esto resulte una obviedad, parece que al hablar del aborto a mucha gente se le olvida que ocurre únicamente debido a la irresponsabilidad de las dos personas que intervienen en la relación. Y no por tenerla, ya que cada uno es muy libre de hacer con y cuanto quiera, sino en la forma de no poner precauciones, cuando un preservativo hoy en día se nos vende hasta en los supermercados. Pero al decirle a unos jóvenes que pueden practicar sexo sin problemas, que luego vendrá Papa Estado-Izquierdista a solucionártelo, lo que les están queriendo decir es “tu se un irresponsable, que luego no pasa nada”. El problema, es que luego si pasa algo, y lo que pasa es que le estamos quitando el componente humano a las relaciones sexuales cuando no tenemos presente que ese acto tiene como consecuencia la generación de una vida humana. Esto no es como comprarse una casa y no poder pagarla después, no, sino la concepción de una vida humana a la que se le esta quitando su importancia.
Antitaurinos apoyan el esto, el aborto
Podrá haber gente que le quiera poner más énfasis a las relaciones sexuales, que no les guste la práctica de esta si no es para procrear, o lo que quiera, y otras personas, como es mi caso, que considere que las relaciones sexuales cada uno las debe de medir como bien le plazca, pero eso si, con un uso responsable de lo que se está haciendo y con la utilización de las medidas anti conceptivas existente, porque hoy en día, en el siglo XXI, es de ser muy tonto el quedarse embarazada o dejar a una chica en ese estado únicamente por no usar medidas de control.

Pero volviendo al tema principal, creo que es de una hipocresía ciertamente enfermiza e ideologizada, el defender a los animales e igualmente ponerse del lado de los abortistas masivos.