viernes, 18 de enero de 2013

Día del fracaso

Artículo original de @georgeorwell67 puedes leerlo en http://georgeorwell67.blogspot.com.es

Una sociedad que permite lo que sucedió la pasada semana en Bilbao es un absoluto fracaso. Ha fracasado todo el sistema porque unos por otros han dejado la casa sin barrer durante 34 años. Los asesinos salen a la calle escoltados por miles de cómplices, protegidos, con un nuevo horizonte por delante, con la enorme ventaja de tener solucionadas las pequeñeces económicas y con una nueva vida que disfrutar. Las víctimas son humilladas, vejadas e insultadas y el españolito medio, al que cada vez se esquilma más indecentemente contempla impertérrito la debacle. 

Salvo la gente decente del Twitter que ayer consiguió que #ETAasesina fuera TT, nadie hace nada... Y hemos de reconocer con pena y dolor que hemos fracasado. Todos.

Ha fracasado el judicial, el legislativo, el ejecutivo, los jueces, la policía, todos los gobiernos, la jefatura del estado, la Sra. de la limpieza y la madre que nos parió a todos. Porque todos hemos consentido que nos hayan abocado a vivir en un país en el que cualquier rata asesina puede vivir tranquilamente entre sus propias víctimas, paseando tranquilamente y debidamente protegido mientras el común de los contribuyentes ve como cada vez resulta más peligroso vivir en nuestros pueblos y ciudades y nadie escolta ni protege a los ciudadanos decentes por la incompetencia de algunos jueces, la vagancia general de muchos y el fracasado sistema que nos montaron.


Mientras a cualquiera de nosotros se nos exigen 2000 papeleos, instancias, recursos y puñetas para atestiguar cualquier título en cualquier oposición, a un asesino, “by the face” le regalan 3 carreras. 

Mientras a cualquiera de nosotros para manifestarnos pacíficamente se nos ponen pegas de todo tipo los asesinos campan a sus anchas en las calles presumiendo de su ferocidad, celebrando su victoria y burlándose de nuestros muertos.

Mientras los asesinos dicen que se manifiestan "por la Paz" con una desfachatez que ni el mismísimo Orwell hubiera podido imaginar, muchos miran hacia otro lado, pues con la patética población española, cómplice de todo esto, solo podemos contar cuando hay que salir a la calle a hacer el payaso levantando manitas blancas...

Hoy muchos dirán que todo esto es asqueroso y si. Lo es. Es asqueroso. Tanto como escuchar a muchos lamentarse y ver que en realidad pese a tanto lamento y rasgadura pública de vestimentas varias, nadie hace ni dice nada. 

Nadie actúa.

Nada se hace. 

Ni los que realmente podrían cambiar algo ni los que deberían exigir que se hiciera rápidamente. 

Nada. 

Un fracaso.

Hemos fracasado como sociedad y ya ni nos queda la dignidad que se le presupone a un ser humano...

Hoy es el día del fracaso. 

Tome nota. 

Es histórico...