lunes, 25 de febrero de 2013

23F de 2013, el nuevo intento de Golpe de Estado


Este pasado sábado 23 de Febrero, hemos tenido de nuevo una muestra más de cómo actúa la izquierda sectaria y radical que asola España, coincidiendo con la señalada fecha en la que Tejero intentó un Golpe de Estado para derrocar la monarquía, la izquierda ha intentado ganar en las calles lo que hace más de un año le negaron los españoles en las urnas.


Que las cosas no se están haciendo bien, es algo que todos vemos y sabemos pero el hecho de que las cosas no nos gusten, no es motivo para pasar por alto los pasos y las formas que hay que llevar para cambiar las cosas. Parece ser que los mismos guarros, perroflautas, anarquistas, antifascistas que se niegan a seguir con el sistema actual, son los mismos quieren imponer una “democracia” a palos, hostias, quemando contenedores, rompiendo cristaleras…esas son las medidas y propuestas de estos grupos de izquierda.

Estos parásitos que tanto han denigrado a Tejero por querer implantar una dictadura militar cuando apenas comenzaba a andar la Monarquía Parlamentaria, ahora llevan a cabo una estrategia aún más lamentable, mintiendo, quejándose y reventando la paz social para ir contra un Gobierno elegido democráticamente y votado por más de 10 millones de personas. Su único interés es implantar la dictadura del odio, de la tensión y vivir del cuento sin trabajar y sin dar un palo al agua como hacen cada día del año.



El día que respeten las ideas de los demás y no se enfunden detrás de una bandera inconstitucional y bajo unos regímenes dictatoriales en los que la máxima era imponer una ideología asesina, quizás tendrán algún apoyo masivo de la ciudadanía pero mientras su único objetivo sea alterar la paz social y el orden público para poder gobernar bajo la miseria con un sistema comunista, jamás estarán junto al pueblo.


Lamentablemente no es la primera vez que intentar asaltar la Democracia sino que lo vienen haciendo reiteradamente, basta recordar las  veces que han intentado asaltar el Congreso de los Diputados para hacerse con las Cortes como ya hiciera Tejero en 1.981.