lunes, 8 de abril de 2013

Hay niños que nunca podrán sonreír


Durante el fin de semana hemos vivido en España numerosas marchas, concentraciones a favor de la vida y para denunciar que se siga permitiendo el aborto en nuestro país.

Desde que se permite el genocidio de esta forma en España, más de 2 millones de inocentes han sido asesinados, amparados por una ley que llevó a cabo el Gobierno del PSOE a manos de Bibiana Aído y que el Partido Popular prometió promulgar pero aún hoy en día se sigue permitiendo que 300 niños no lleguen a poder sonreír porque son asesinados.

El pasado viernes se iba a publicar el siguiente anuncio en cinco periódicos de tirada nacional para recoger firmas contra la “Ley del Aborto” pero finalmente sólo lo publicó La Gaceta del Grupo Intereconomía. Sin embargo los 4 periódicos más importantes ABC, La Razón, El País y El Mundo se negaron a publicarlo dentro de sus hojas.



Este es el texto del anuncio:



Hay niños que nunca podrán sonreír: morirán antes. Por su culpa, señor ministro.
Usted podría hacer mucho por salvarles y no lo hace. Simplemente, como tantos poderosos de este mundo, mira hacia otro lado ante el asesinato masivo de niños no nacidos. No es “interrupción voluntaria del embarazo”, ni tan siquiera es “aborto”: es, en verdad, un horrible crímen.
Usted y su partido, el PP, prometieron la modificación de la ley del aborto, esa funesta ley impulsada por Bibiana Aído, y no han cumplido la promesa. Trescientos niños mueren cada día en España como consecuencia de una norma que, sinceramente, dudamos que pueda recibir el nombre de “ley”.
Usted, señor ministro, ignora sistemáticamente la protección de la vida del no nacido. Si la vida no está entre sus prioridades, permítanos dudar de la bondad de su jerarquía de valores. No queremos pensar que, entre sus convicciones, figure la de que el cuerpo del feto es el mismo que el de la mujer y que, por tanto, puede ser eliminado como si de un tumor se tratase. No queremos creer que no sepa lo que dice la ciencia al respecto. Tampoco queremos creer que no quiera que los niños sonrían, o que jueguen, libres, en un mundo que, poderosos aparte, sí los quiere. Proteja el derecho a la vida -el único que garantiza todos los demás derechos del hombre- y modifique la “ley Aído”. Ahora. No siga acumulando errores que cuestan, cada año, miles de vidas humanas.

Desde Verdadera Izquierda os animamos a que os imprimáis este anuncio y firméis en contra del aborto y favor de la vida porque de ti depende la vida de cientos de niños inocentes.