lunes, 10 de junio de 2013

Los antifascistas

Es pavorosa la cantidad de lerd@s que han surgido de un tiempo a esta parte que se autoproclaman "antifascistas". Con un par... 

Muy preocupante...

Muy preocupante porque el fascismo, como tal, jamás existió en España y pretender que esta nación haya sido una nación de "fascistas" es una temeridad amén de una mentira como la copa de un pino. 

Tremendamente sorprendente porque el fascismo desapareció de Europa cuando acabó la 2ª Guerra Mundial con la muerte de Hitler y Mussolini, ergo autoproclamarse antifascista es autoproclamarse antinada, puesto que a diferencia del comunismo que sigue aumentando su lista de muertes y represión y que continua creando miseria allá donde existe, el fascismo se acabó. No existe. No hay de eso, salvo 4 gatos mal contados que ni siquiera han conseguido jamás representación parlamentaria, a diferencia de otros que la tienen desde que se inició esta mal llamada democracia y que por cierto jamás han pedido perdón por entre otras nimiedades los más de 100 millones de muertos que han asesinado con su infecta ideología desde que al burgués, vicioso y vividor Marx se le ocurriera crear y plasmar en un texto infumable hoy día sus 4 ideicas desnortadas.

Pero lo más preocupante y sorprendente no es que empiecen a pulular cual moscas cojoneras dichos individu@s "antifascistas". No. Lo más preocupante es que están empezando a lanzar una consigna a la sociedad que repiten cual loritos entrenados: "Si no eres antifascista no eres demócrata". Y se quedan tan anchos. Recuerden aquello de que una mentira repetida un millón de veces acaba convirtiéndose en verdad... Pues en eso están.


Pronto volveremos a la cheká y los autodenominados "antifascistas" están empezando a marcar objetivos. Y si lo piensas fríamente y teniendo en cuenta los antecedentes de dicha panda de "pacificos antifascistas" pone los pelos de punta analizar qué están haciendo y las consecuencias que tendrá a corto el que 4 niñatos semianalfabetos se estén dedicado a repetir ciertas consignas y estén empezando a marcar objetivos...

La frasecita de marras la he escuchado en menos de 15 días al menos unas 20 o 30 veces en diversos programas de TV y radio. Y esas cosas calan, ya lo creo que calan. Y mientras van soltándola inocentemente por los platós de TV, radios, periódicos y donde buenamente pueden, van cumpliendo su objetivo: marcar cual res a su imaginado enemigo, que no es más que cualquier persona que disienta del pensamiento único de los "antifascistas". La Historia se emperra en ser cíclica...

Pues bien. Es necesario hacer memoria histórica, de la buena, de la no manipulada, de la no interesada para recordar lo que dijo Churchill al acabar la 2ª Guerra mundial, justo cuando se había acabado de derrotar al único fascismo que ha existido, y que jamás, repito, jamás ha vuelto a reproducirse en ningún Estado, ni europeo ni de otra parte del planeta: "Los fascistas del futuro se llamarán a si mismos antifascistas".

Bienvenidos al futuro. 

Agárrense los machos, está escrito lo que viene a continuación...


Víctimas de una cheká rusa

Post original de @georgeorwell67 puedes leerlo en georgeorwell67.blogspot.com