lunes, 29 de julio de 2013

El nuevo Frente Popular

Por si algunos se mantienen en la ignorancia enfermiza que sufre nuestra España desde hace muchos años, habría que recordarles quienes fueron y que intentaron conseguir aquellos del Frente, mal llamado, Popular. No era más que la unión de diversos partidos de la izquierda más sectaria, revanchista, indocumentada y violenta que campaban por España allá por los años 30, más concretamente en el año 35, cuando inician su andadura que acabará en el año 36. ¿No os suena de algo?

¿Y que querían aquellos del Frente Popular? Es una respuesta fácil. Acabar con la derecha española, pero no con el partido de la derecha española, no, sino acabar con la Derecha Social Española, con todo aquello que sonara a derecha, burgués, trabajo, esfuerzo y sacrificio. Esos del Frente Popular no soportaban ver, ya no a un noble o a un rey, sino a todo aquel que había conseguido una posición social gracias a su trabajo y esfuerzo, como podían ser comerciantes, abogados, médicos, empresarios, etc. etc. etc. Porque la revolución que proclamaban, eso de la igualdad, la paridad y el que todos somos iguales (no sé si os suena) lo único que traía debajo era un movimiento para que, sin esfuerzo, todos fuéramos recompensados de la misma manera. Es decir, el barrendero, al albañil, el abogado y el médico. Y si como personas todos tenemos los mismos deberes y derechos, indudablemente una persona que se pasa años y años estudiando una carrera para llegar a ser médico o juez, o que se juega su patrimonio personal para montar una empresa, por su puesto merece mayor recompensa, porque se lo ha ganado, que aquel que deja los estudios y de forma rápida quiere ganar dinero.



¿Y que quiere ahora el nuevo Frente Popular del Psoe? Evidentemente lo mismo que aquel. Eliminar a toda la sociedad que no les vota, que no les quiere, que no quiere saber nada de un sistema caduco y clasista como el socialista y que pretende vivir en una sociedad donde el esfuerzo y el trabajo se vean recompensados. Esta es la deriva que está tomando el Psoe, que se agarra a las declaraciones de un delincuente, que no tiene más pruebas que un cuaderno que fue anotando el año tras años y los aires de grandeza de un periodista que ya ha dado muestras en muchas otras ocasiones de que lo único que busca es el escándalo y acabar con todos aquellos que le niegan lo que el busca, como por ejemplo, una licencia de TV para sus empresas.

El Psoe se está agarrando a un tren que no tiene mucho más recorrido. IU quiere elecciones generales, al igual que UPyD que piensan pegar el zarpazo electoral en estos momentos de convulsión política. ERC sabemos lo que quiere que no sea más que desestabilizar a España para conseguir sus espurios objetivos. CIU ha pedido algo que sabe no le van a dar, como excusa para no tener que dar más explicaciones al Psoe ni juntarse a él ya que se huele todo lo podrido de esto y tiene sus propios problemas judiciales encima, y PNV solo pide explicaciones.  Estos son los aliados del Psoe, Radicales, pseudo-centristas y nacionalistas. Y todos ellos en un Frente Popular que ya sabemos que consecuencias trae.

Y con estos nos tenemos que jugar las cartas de España. Con estos y con los “nuestros”, que no se nos olvide que todos están en el mismo carro de una corrupción marca España, que por mucho que nos duela, está impregnada en el ADN de los españoles. Estamos asistiendo a un esperpento diario en esta España nuestra, con unos que no quieren hablar, y que huele a que algo tienen debajo de las alfombras, pero es que los que están enfrente tienen aún más mierda debajo, pero sobre todo unas ganas inmensas de acabar con España. ¿Y que es lo que nos queda? ¿Dónde está esa derecha centrada, pero con las cosas claras y sin complejos, limpia de toda corrupción que nos tiene que representar? Se pasa el tiempo y no hay en que partido confiar el voto.