miércoles, 4 de septiembre de 2013

“El Problema”… visto desde la perspectiva de un joven.

Muchas personas se preguntarán que pensaran los jóvenes respecto a la situación existente,  en nuestra bella nación. Muchos se preguntarán incluso si muchos de los jóvenes  que viven en España se dan cuenta de la situación actual que vivimos. Muchos o casi todos pensarán que si… debido a  lo que se puede observar en los medios de comunicación en los que la “juventud española” carga contra el gobierno, donde  la juventud es revolucionaria, inconformista e  incluso un poco anárquica, pues solo decirle a este grupo de personas que se equivocan, que la mayoría de la juventud española, no es la que sale en  la televisión en barricadas, manifestaciones o movilizaciones.

Si no, la que  cuando se habla de política dice  que eso a él no le afecta, la que hace uso  del sufragio universal como si fuera el Betis o el Madrid, la que se queda encuadrada en  lo que oye de la gente, en ser de derechas o de izquierdas o simplemente en lo que haya oído en su casa sin  la más mínima consideración. 


Señores la juventud de hoy día entre la que me incluyo es una juventud adoctrinada  sin afán de conocer, falta de principios morales y políticos, en los que su mayor afán es  conseguir un puesto de trabajo donde se haga poco, se gane mucho y si es posible de por vida. El motor de cada país son sus jóvenes, la nación con unos jóvenes que están dispuestos a  trabajar por sacar a su país adelante es la nación que prospera, la nación que tiene a unos jóvenes que van un paso por delante del resto de la sociedad,  es la nación que  destaca entre las demás.

Cierto es que no todos somos así, que no todos somos producto de las televisiones como los mencionados anteriormente  también conocidos como “perroflautas” en el primer caso y “apolíticos” en el segundo , somos pocos pero existimos  los que nuestro único anhelo es que nuestro país salga a flote,  los que en vez de quejarnos en los políticos actuales, que por supuesto cada uno puede tener sus críticas hacia ellos, creemos que el “Gran Problema” de  España es la sociedad española  en la que se incluye a jóvenes y mayores de distintas  índoles y que la única solución es que de  una  vez  nos olvidemos de los viejos conflictos y que  nos unamos  ya no solo para que nuestra querida España salga a flote, si no para que cada uno de nosotros  pueda dormir por las noches pensando que está haciendo todo lo posible para ofrecer a sus  descendientes una España mejor.