miércoles, 16 de octubre de 2013

Cuando la hipocresía llena nuestras calles


Post original en Discordia Ceniza


Hoy me gustaría hablaros sobre una noticia que me ha molestado bastante. Por varias razones, pero antes, una introducción:

En esta foto vemos a miembro del movimiento social "15-M", el movimiento que, según ellos, buscan una democracia real ya. Si, habéis oído, "DEMOCRACIA real".

Mi pregunta para este grupo es: ¿Qué entienden ellos por la palabra democracia? Sinceramente, ojalá algún día pudiera tener una charla agradable en un bar tomando un café (No, no voy a hacer el chiste xD) para hablar sobre este tema.

¿El por qué de mi pregunta? Muy sencillo, veréis:

Desde hace unos meses, concretamente cuando Luis Bárcenas aseguraba que podía destruir al PP con unos papeles que hizo él la semana pasada para ver si colaba. Entonces, en la red social Twitter, la red donde cada uno puede decir lo que le sale de las narices, ya sea un consejo, un chiste o un insulto, se crearon varios hashtag con mensajes completamente antidemocráticos y de ataque directo al Partido Popular.



Mensajes antidemocráticos porque según la Constitución Española (Artículo 24) todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia, sobre todo si no ha sido imputado por ningún juez. Pero, claro, como el PP es un partido de derechas, y el 15-M, por mucho que ellos digan lo que digan", es un movimiento de izquierdas (No hay pruebas de que el PSOE o IU, o incluso los sindicatos tengan nada que ver con su creación), hay que atacarlo y destruirlo. ¿La prueba? El intento fallido de ayer, 5 de octubre, de asaltar la sede del PP.

"¡Hola, somos un grupo que defiende la democracia y la libertad de expresión, por eso vamos a asaltar la sede del PP para demostrar lo justos que somos!" Tócate los cojones…

Pues bien, mi pregunta ahora es, ¿Por qué si atacan a un partido que, sin ninguna prueba sólida, se cree se ha financiado ilegalmente, y no se ataca a un partido y a un sindicato que sabemos con pruebas que ha robado y creado corrupción? Hablo del caso de los EREs de Andalucía, y las famosas mariscadas que se han comido los sindicatos a costa de nuestro dinero.

Por lo tanto, el "15-M" no defiende ni nuestros derechos, ni la democracia. Simplemente son un grupo de anarquistas sicarios de la izquierda que quieren hacer daño a la derecha, en concreto al PP. Empezaré a confiar en ellos cuando salgan a las calles insultando al PSOE y a IU, además de los sindicatos, por casos como el de los EREs, las mariscadas o el caso Faisán.

Pero claro, calla, facha. En fin, nada más que añadir, salvo una imagen que sintetiza todo lo que yo he dicho hoy aquí. Como dicen por ahí, una imagen vale más que mil palabras.