viernes, 29 de noviembre de 2013

La verdad en los tiempos que corren

La verdad, es algo inaudito en los tiempos que corren, una palabra que lo significa todo y a la vez no significa nada. Deberíamos hacernos la siguiente pregunta, ¿Cuál es la verdad unánime de un hecho? Nadie lo sabe, para cada persona existe una verdad, cada persona tiene su verdad, para muchos será una misma verdad y para otros otra distinta más acertada o menos según el pensamiento de cada persona en cada tema que encuadre esa “Verdad”. Algunos ejemplos claros que podemos ver hoy día y donde podemos apreciar lo anteriormente dicho son  por ejemplo, en el día a día en la pugna de los partidos políticos por cual es la mejor “Verdad”. Hace unos años a todos los españoles se nos dijo “España se encuentra a salvo  de la crisis económica, eso es cosa de Estados Unidos a nosotros no nos afectará”, hoy día los Estados Unidos han salido de la recesión y nosotros tenemos más de cinco millones de parados y subiendo, hemos tenido que rescatar a nuestros bancos y Europa nos tiene tan controlados que saben hasta cuando uno va al servicio, pero no entraríamos en crisis, es la “Verdad”.

Otro ejemplo claro de la misma índole, que afecta a todos o a casi todos los partidos políticos es el slogan de “¡Con nosotros Si, con ellos NO!, En primer lugar podemos encontrarnos al progresista de “libertades modernistas”, gastador de dinero profesional, comprador de votos al conjunto de borregos que formamos la sociedad, entre los que me incluyo, eso sí, sin olvidarse de robar todo lo que pueden y más. Pero, es cierto, tiene la “Verdad” absoluta, son nuestra salvación y arruinan al país.

Por otro lado podemos observar otra gran “Verdad” “Nosotros sacaremos a España de la  crisis “y hasta ahora por lo que se ve lo están cumpliendo, lo que se les olvidó decir fue la otra mitad de la “Verdad” que iban a salvarlo a base de tijeretazos en sanidad, educación y toda medida social y subida al monte Everest en impuestos, pero nos están sacando de la crisis, y nos sacarán ,si no, hemos emigrado antes, por no poder llevarnos un mendrugo de pan a la boca.



Con estos ejemplos de “Verdad” uno que escribe quiere decir que  las “Verdades” anteriormente pronunciadas, ni son reales, ni son verdades. La verdad es aquella que una a todo pueblo, ciudad, provincia, región, país, para luchar por un objetivo común, es un motivo para creer en algo, es la utopía en que todos basamos nuestra vida, porque una vida sin metas, no se podría vivir.

Por último decir que la “Verdad” de estas líneas es intentar que nos dejemos de ver  todos los pequeños detalles que nos separan y unirnos por el objetivo común que es la recuperación de nuestro país y a la vez la nuestra, porque si nuestro país es fuerte, nosotros seremos fuertes, porque si España resurge, nosotros resurgiremos, porque todos nosotros, todos nuestros antecesores y todos nuestros descendientes son España y nos debemos a ellos.