miércoles, 19 de febrero de 2014

Venezuela, la dictadura continúa sus pasos

El Gobierno corrupto de Venezuela continúa dando pasos firmes y dejando claro que allí no existe una Democracia sino más bien una dictadura simple y llanamente.

Durante estos últimos días, hemos podido ver como el Gobierno de Maduro está actuando contra la oposición que únicamente intenta manifestarse democráticamente para expresar lo que no les gusta y acabar de una vez con la dictadura vigente que impone sus ideas por encima de todo y todos.

La Policía venezolana está reprimiendo a los manifestantes de una forma más que violenta, los está intentando parar con violencia, agresiones, armas e incluso con disparos que han costado la vida a algunos manifestantes sin que nadie haya dado la voz de alarma de la situación que están viviendo los manifestantes en Venezuela.


Mientras tanto los progres siguen callados
Mientras en Venezuela algunos luchan por la libertad y en contra de las dictaduras, los progres que tanto se quejan de la situación actual de España y que dicen que en España existe la brutalidad policial, nada dice de lo que se está viviendo en Venezuela porque su adorado líder comunista Maduro es quien está tomando las decisiones de masacrar al pueblo con violencia que está costando la muerte de personas que sólo quieren hacer un país mejor y más libre.

Todavía estamos esperando que personajes como los Bardem o cualquier títere de la izquierda salga en los medios diciendo que la violencia no es justificable pero sin embargo, es más fácil ver a los progre justificando la violencia y diciendo que los manifestantes están luchando contra la Democracia que verles decir que luchan por sus derechos.


En ocasiones ya hemos hablado sobre la necesidad de que Capriles fuesequien gobernase en Venezuela pero hay que recodar que la corrupción latente en Venezuela y el pucherazo continuado en las elecciones, hace que una tras otra vez, “ganen” las elecciones la izquierda comunista que tiene asentada una dictadura que pretende perpetuarse enel poder del país.


3 comentarios :

  1. Es triste ver como en Venezuela,se esta preparando un golpe,tal como ocurrio en Chile,en el gobierno de Allende,donde metiosus garras la CIA.Ya los poderosos dueños de negocios,esconden y prefieren botar y perder la mercaderia,para crear el caos,los enemigos del pueblo matan y culpan al gobierno crean mercado negro,separan dividen hambrean al pueblo,y buscan excusas,para con la ayuda de los amos del mundo quedarse como dueños de un país rico en petroleo y de gente buena y de paz,viva Venezuela libre.

    ResponderEliminar
  2. Hugo Chávez fue un dictador indigenista y Maduro sigue sus pasos. Pobre Venezuela, en manos de tiranos, caciques y oligarcas.

    ResponderEliminar
  3. La persona que dice que en Venezuela esta metiendo la mano la CIA y que se quieren adueñar de Venezuela, es el discurso barato del gobierno de Venezuela y comunistas. En Venezuela el pueblo se cansó, son 15 años de mentiras, de odios, de corrupción, de señores del gobierno creyendose los dueños y señores de nuestros recursos, y regalandoselo a todos los paises del rededor para comprar voluntades como se ha demostrado en la reunión de la OEA. Mientras el pueblo es aseinado diariamente por el hampa común, donde esos crimenes nadie los investiga, ni hay nadie preso por ello. Donde el pueblo no encuentra comida, gas, medicinas, insumos basicos de higiene personal. Donde los medios de comunicación son censurados si son contrarios al gobierno. Donde lo que se escucha por la tele y radio es a un gobierno que insulta con descalificativos a la otra mitad, de ciudadanos que no son partidarios de sus polticas o tolda poltica. Si Venezuela tuviera un gobierno democratico gobernaria para todos por igual , donde habria libertad de expresión, donde estuviera garantizada el derecho a la protesta, en eso consiste la democracia. No inventen historias, que esas historias contra el imperio está ya muy trilladas y solo se las creen ustedes.

    ResponderEliminar

Comenta con educación y respeto, a ti no te cuesta nada y no me obligarás a censurarte.