miércoles, 21 de enero de 2015

La inmigración en España

Inmigración es la entrada a un país o región de personas que nacieron o proceden de otro lugar.
Las migraciones son tan antiguas como la humanidad pero en la actualidad habría que diferenciar la legal de la ilegal.
He aquí un punto de vista sobre la ilegal:
Es cierto que siempre ha existido esta clase de inmigración pero en una medida que no deterioraba la convivencia. Ahora tenemos que pensar y medir antes de hablar las palabras que vamos a utilizar para que sean políticamente correctas y no herir la sensibilidad de ciertas ONGs y algún que otro izquierdista de mente atrofiada.
Cuando hablan de inmigración ilegal/irregular (para ellos no existe la palabra ilegal en esta cuestión), se les hincha el pecho y se les llena la boca diciendo que todas las personas y en particular los ilegales/irregulares, tienen derechos.



Cada uno puede pensar lo que quiera, eso es parte de la libertad y de la democracia, pero cuando lo que se piensa se quiere imponer a los demás, eso es fascismo y yo no quiero imponer mi pensamiento sobre la inmigración ilegal a nadie, solo expongo una pequeña parte de lo que pienso, pero que nadie me quiera imponer a mí que mantenga con mis impuestos a ilegales, asesinos de policías, bandas organizadas de rumanos, carteristas, etc.
Nuestro país, España, pasó de 1.370.000 inmigrantes en el año 2001 a 5.700.000 en el 2012, un 417% más, siendo los rumanos con cerca de 900.000 los de mayor número, seguidos por los marroquís con 783.000. Estos datos son de personas censadas ya que de los ilegales no censados ¡ni se sabe!
Según la revista digital “Hispanidad”, en el recién pasado año 2014 fueron unos 7.000 los inmigrantes irregulares que entraron en nuestro país y 4.000 los que entraron ilegalmente por las vallas de Ceuta y Melilla, todos subsaharianos.
Es intolerable que en las ciudades españolas de Ceuta y Melilla entren de esa forma, poniendo en peligro la integridad de nuestros agentes, con el agravante de que se cachondean de ellos cuando consiguen penetrar en territorio nacional. Un subsahariano puede escupir al grito de ébola a un Guardia Civil, puede golpearlo, patearlo, pero un Guardia Civil no puede ni tocarlo porque allí estará la ONG de turno denunciando la brutalidad policial contra esas “personas humanas”. Ni que digamos de las devoluciones en caliente porque cuando tocan con un dedo el suelo español ya tienen derechos a alimentos, ropa, atención sanitaria, etc.
Efectivamente, Sres. de las ONGs e izquierdosos, todos tienen, o mejor dicho, tenemos derechos (aunque parece que ellos tienen más), pero también obligaciones y de éstas bien pocas, por no decir ninguna, reivindican Vds. para ellos. Eso sí, para nosotros los españoles, todas. Claro que ahora les toca decir que eso es racismo y xenofobia. ¡Pues no! Porque bienvenidos sean los que vienen a trabajar y a producir, los que además se integran en nuestra sociedad y los que comienzan respetando nuestras costumbres y nuestras leyes, sean amarillos, blancos, morenos o negros, ¡perdón! quería decir de color, no sea que me tomen por racista.
Aunque me parece que los racistas son algunos (bastantes) de los inmigrantes y además se sienten protegidos y avalados por los que nos quieren imponer la obligación de mantenerlos.
Ejemplos:
En Facebook- “El asesino del policía es uno de los que ZP decía que venía a pagarnos las pensiones y “Podemos” culpa del hecho a la represión que sufren los emigrantes”.
Toni Pérez Lloret (sobre el asesino)- “No juzgues a la gente por su raza o condición. Eso es xenofobia”.
“El Confidencial”- “Podemos lamenta profundamente la muerte del policía arrollado por un tren en Madrid”. (Mensaje de Juan Carlos Colmenero).
La muerte fue un asesinato y lo mató un delincuente emigrante.  
Podemos- Anchuelo- “Lamentamos lo del policía en Atocha, es otra consecuencia de la brutal represión policial hacia la inmigración subsahariana. Nadie es ilegal”.
En otro Twit pedían “ayuda y no condena” para “el pobre magrebí” de
Atocha, detenido esta mañana por una presunta amenaza falsa de bomba en un tren que se dirigía a esa estación.
Piruchina en Twitter- Sobre el magrebí de Atocha: “Si fueras un hombre con su misma educación, probablemente harías lo mismo” “Hay que entender que han sido educados así. Aunque te rechacen, no juzgarles. Simplemente entenderlo”.
Sobre ello se podrían escribir millones de páginas, pero diré que somos los españoles los más solidarios del mundo y los que formamos los grandes grupos de voluntarios en las instituciones benéficas de nuestro país, en las que la mayoría de ellas están volcadas en la ayuda y asistencia a estos grupos de “pobres” inmigrantes. Cruz Roja, Cáritas, Asilos de ancianos, centros de discapacitados, comedores sociales, hospitales, etc.
Pero, en nuestro país ¿Cuántos inmigrantes están integrados y forman parte de esos grupos de voluntarios de estas u otras instituciones benéficas en las que son acogidos?, ¿Cuántos inmigrantes han visto trabajando en Cruz Roja o Cáritas por sus propios compatriotas para que no pasen por lo que ellos han pasado? CERO    
Lo dicho, derechos todos, obligaciones ninguna.
¡Ah! Y cuidado con la islamización radical en Europa, porque ya han empezado a caer víctimas. Según un informe de la Unión Europea, el principal foco yihadista de Europa está radicalizado en Cataluña y nosotros, los españoles, seguimos mirando hacia otro lado como si lo que ha sucedido en Francia y como si el terrorismo yihadista no fuese con nosotros.
Ahora los políticos españoles y principales líderes europeos y mundiales condenan el atentado y respaldan a la sociedad francesa pero habrá que dejarse ya de actos políticamente correctos y sentarse en una mesa a analizar qué debe hacer el viejo continente ante esta amenaza que tenemos instalada dentro de nuestras propias fronteras.
Parece ser que no nos enteramos que el terrorismo yihadista nos ha declarado la guerra a Occidente y que nos la está haciendo. Cuando en la televisión emiten tantas veces la imagen del policía francés herido de bala y posteriormente rematado sin ningún tipo de miramiento es para ver si algún “descerebrado” o “idiota” se entera de que esto no es un acto aislado de unos locos sino que son “Milicianos de Alá” y que vienen a matar al infiel. Porque para Europa todo son derechos pero para los islamistas radicales es o el Corán o nadie y todo lo que sea contrario debe ser eliminado; en la guerra no hay enemigos, es “o tú o yo” y rehenes en la guerra no se hacen.
Hay aproximadamente 1.400 franceses que han ido a Siria a combatir con el Estado Islámico de los cuales unos 300 han regresado a Francia y son franceses de pleno derecho porque han nacido en Francia. ¿Pueden estar tranquilos los franceses, y por ende los europeos entre los que nos encontramos, con estos datos? ¿Tenemos el enemigo en casa? No crean ustedes que no hay españoles que también se han ido a combatir a Siria.
Retornando brevemente al tema del policía asesinado por un marfileño, que ya había sido detenido y que tenía antecedentes por haber ya intentado tirar a otro Policía al tren, ¿creen ustedes que es justo que mate a un policía de 28 años y que ahora todos los españoles le tengamos que pagar de nuestros impuestos la atención hospitalaria?, ¿creen que es justo que entre en prisión y que cuando salga tenga un subsidio de 426€ por haber estado en prisión?, ¿nos estamos volviendo locos? En España somos el chico bueno del colegio que todos se aprovechan y nos pegan pero no queremos quedar mal con nadie.
Pero tranquilos españoles, no sufran, ahora en gobernar Podemos nos quitará la Navidad y el desfile de los Reyes Magos porque son expresiones repugnables de la religión católica, tradiciones españolas infectas que hay que eliminar. Pero no duden que si la asociación musulmana en España solicita instaurar la semana del Ramadán en nuestro país será aprobada porque claro, entonces ya será, para todos estos demagogos de cuarta, un reconocimiento a la sociedad musulmana en nuestro país y su derecho a manifestarse religiosamente.