lunes, 9 de febrero de 2015

LECCIÓN DE FRANCIA A LA PROGRESÍA ESPAÑOLA

España contribuyó en 2003, junto a la coalición internacional y con la total cobertura jurídica de diversas Resoluciones de la ONU, a una respuesta bélica conjunta y coordinada contra un bastión del terrorismo islámico: Irak. Por ello, la progresía española cargó con toda su furia contra el gobierno del Partido Popular. Incluso hubo un torpe mal educado que no se levantó ante el paso de la bandera de los EEUU. También se prodigaron grotescos espectáculos de algunos enarbolando las banderas demagógicas del "No a la Guerra". Un año después, el terror islámico golpeó a Madrid con 192 muertos, siendo ésta la excusa definitiva de la progresía para culpar de todos los males pasados, presentes y futuros de España al Partido Popular.

Cabe recordar que la participación de España en aquella coalición internacional de 16 países se fundamentó en la Resolución 1472 de la Organización de Naciones Unidas, ONU: http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1472%20(2003). Lo cierto es que las tropas españolas fueron en misión de paz, prestando labores humanitarias y médicas: http://www.onemagazine.es/noticia/4305/Nacional/Los-militares-espanoles-que-fueron-a-Irak-en-2003-tambien-lo-hicieron-bajo-el-paraguas-de-la-ONU.html.



Una década después, en los EEUU hay otro gobierno; ese con un presidente al que la progresía española consideró paradigmático y la Academia sueca concedió un Nobel. Asimismo, en Francia también hay ahora otro presidente, concretamente uno socialista. Pues bien, en la actualidad estos dos países son integrantes de una coalición que está bombardeando las posiciones de DAESH sin que la progresía española haya dicho ni una sola palabra al respecto. Es obvio que a ese silencio contribuye el hecho de que el gobierno de España del Partido Popular no se ha sumado, incomprensiblemente por cierto, a los bombardeos que están llevando a cabo gobiernos de la entera simpatía de esa progresía de doble moral.

Los brutales atentados yihadistas en París han producido el inmediato apoyo de la UMP al gobierno socialista francés, además del apoyo sin fisuras de toda la Sociedad francesa. Asimismo, el gobierno socialista francés también ha obtenido el incondicional apoyo del gobierno de España del Partido Popular, así como el correspondiente de toda la progresía española, como cabía esperar.

Sin embargo y en vergonzosa contraposición, ¿qué ocurrió con el ataque yihadista a España el 11-M? Ocurrió que la progresía lo aprovechó políticamente estigmatizando con una bochornosa e injusta culpabilidad al gobierno de España del Partido Popular. Es decir, la progresía española actuó exactamente al contrario del ejemplar comportamiento patriótico que ha tenido la Sociedad francesa y más concretamente, el centro derecha francés para con el gobierno socialista de Francia.


Pero, ¿qué se puede esperar de quienes no dan para más? Absolutamente nada; es lo que hay.

Sigfrid Soria del Castillo Olivares
Ex Director General de Seguridad y Emergencias. Gobierno de Canarias
Ex Diputado Autonómico. Parlamento de Canarias
Presidente de Honor del Partido Popular de España en Costa Rica