lunes, 30 de marzo de 2015

Cómo afectaría a su patrimonio un triunfo electoral de la izquierda

Cuando quedan cerca de ocho-nueve meses para que se celebren las elecciones generales en España -podrían retrasarse hasta el 17 de enero de 2016, según establece la Constitución, la inquietud se ha instalado en muchos sectores económicos del país, principalmente en el financiero. Los causantes de este desasosiego han sido las últimas encuestas que se han publicado sobre la intención de voto de los españoles. Algunas encuestas da a Podemos la primera posición en intención de voto con un 27,7 por ciento, seguido por el PP con un 20,9 por ciento y por el PSOE que ha obtenido un 18,3 por ciento.
Si estas intenciones de voto se reflejan en las urnas, los cambios en la actual política económica serán «muchos y radicales», principalmente en el tratamiento fiscal del patrimonio. 
Los responsables de Podemos, con los que nos pusimos en contacto para analizar su programa fiscal y no quisieron atender nuestra petición -quizá porque estaba en plena ebullición el 'caso Monedero'-, anuncian en su web que si llegan al Gobierno harán una «política tributaria justa, orientada a la distribución de la riqueza y al servicio de un nuevo modelo de desarrollo». 



Entre las medidas fiscales que proyectan tomar destacan el establecimiento de impuestos a las grandes fortunas, fiscalidad progresiva sobre la renta, aumentar los tipos impositivos del Impuesto de Sociedades, recuperar el Impuesto de Patrimonio basándolo en el principio de equidad, con un mínimo exento para la vivienda familiar en función de la renta, sin exenciones para la segunda vivienda; supresión de mecanismos de «elusión fiscal» como las Sicavs y la eliminación de los privilegios fiscales del capital financiero.   
RECUPERACIÓN DEL IMPUESTO DE PATRIMONIO
La decisión de Podemos de recuperar el Impuesto de Patrimonio se verá constatada si el partido gana las elecciones en la Comunidad de Madrid, solo o en coalición, ya que en esta comunidad, al haber una bonificación del 100 por cien de este impuesto, los residentes fiscales en Madrid no pagan por patrimonio. 
En opinión del catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Alcalá, Alfonso García-Moncó, «si en la Comunidad de Madrid triunfa un partido de izquierdas, tanto Podemos como el PSOE, se va a producir un cambio sustancial de la fiscalidad porque en Madrid no se paga Impuesto de Patrimonio y en el de Sucesiones hay una bonificación de 99 por ciento de línea directa, es decir, de padres a hijos y de hijos a nietos». Además, hay una tarifa de IRPF más baja que en el resto de España; un 6 por ciento en transmisiones patrimoniales en vez de un 7 por ciento. Todo ello hace que la Comunidad de Madrid tenga una fiscalidad baja en determinados impuestos, lo que «desaparecería con la llegada al Gobierno de un partido o una coalición de izquierda».
SUPRESIÓN DE LAS SICAVS
Uno de los puntos más polémicos del programa de Podemos es la supresión de las Sicavs. A juicio de José María Mollinedo, secretario general de los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, esta medida «no sería eficaz» porque en un entorno en el que existe la libertad de movimiento de capitales, si se suprimen en España las Sicavs, los inversores se irían a Luxemburgo e invertirían en una SIF (Specialized Investment Fund). Otra cosa sería que «se limitara la participación en la Sicav, pero no suprimirla».
Tampoco Alfonso García-Moncó está de acuerdo con esta supresión. A su juicio, «el problema no son las Sicavs en sí mismas, sino el régimen fiscal que tienen, que solo tributan al uno por ciento. Esta es una forma de acumulación de patrimonio». Más que suprimirlas, «habría que replantearse cómo tributan y someterlas a una tributación en concreto».
Fernando de la Hucha, catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Pública de Navarra, se muestra más tajante ante las propuestas de Podemos. «El programa de Podemos parece una carta a los Reyes Magos» y señala que la eliminación de las Sicavs «no tendría una gran repercusión en nuestra economía».
Por su parte, Álvaro García-Capelo, analista de XTB, cree que suprimiendo las Sicavs se producirá una mayor demanda de fondos de inversión, ya que son otro tipo de institución de inversión colectiva muy similares a éstas pero con pérdida en la gestión. «También conseguirán que muchas Sicavs se relocalicen». 
PROGRAMA FISCAL DEL PSOE
También el PSOE da una importancia relevante al tema de las Sicavs en su programa. Ellos no pretenden hacerlas desaparecer, sino aumentar su tributación. Para ello proponen la integración del IRPF con el Impuesto sobre el Patrimonio y crear así un solo impuesto. De esta manera las rentas por patrimonio financiero tendrían el mismo tipo impositivo que el IRPF, el 45 por ciento en 2016. 
Seguiría habiendo sociedades patrimoniales y Sicavs pero cada año a ese patrimonio se le estimaría una renta por la que tendrían que pagar. Según Manuel de la Rocha, responsable de la Secretaría de Economía del PSOE, «haremos una reforma fiscal en profundidad y no el parche que ha hecho ahora el PP con el IRPF y el Impuesto de Sociedades. En España, un 90 por ciento de los ingresos públicos los pagan los trabajadores a través de IRPF o por cotizaciones y esto no es justo». 
Sus reformas en materia fiscal también irán encaminadas a ingresar más dinero en las arcas públicas a través de los impuestos, ya que «estamos muy por debajo de los ingresos públicos de otros países de la UE».

Fuente: Finanzas.com