miércoles, 24 de junio de 2015

UGT y CCOO cuestan a los españoles el doble que la Casa Real

Los dos sindicatos mayoritarios cuestan al contribuyente un 86,5% más que la Casa Real. En concreto, CC OO y UGT recibieron en 2012 un total de 15,42 millones de euros en subvenciones frente a los 8,264 millones de euros que tuvo presupuestados la Casa Real, según los datos publicados por las dos organizaciones y la propia Casa Real.

En concreto, Comisiones Obreras, dirigido por Ignacio Fernández Toxo, obtuvo casi diez millones de euros (9,99 millones) en subvenciones, frente a los 5,43 millones que recibió UGT, dirigido por Cándido Méndez.

Además, el sindicato de Toxo recibió en cuotas de sus 1,05 millones de afiliados 15,05 millones de euros, para cerrar el ejercicio de hace dos años con un beneficio de 1,05 millones de euros. Atribuyó este saldo positivo a la puesta en marcha del plan de optimización de recursos aprobado por el Consejo Confederal de CCOO a finales de noviembre de 2011. En gastos de personal -aunque sin matizar el sueldo de los altos cargos- el sindicato registró 9,8 millones de euros y gastó 11 millones a viajes, reuniones y movilizaciones sindicales.



UGT, por su parte, realiza una mejor gestión que sus compañeros de CC OO al obtener 1,653 millones de euros, con una caída del 29,31% respecto al ejercicio de 2011, según admite el sindicato. En cuanto a los afiliados, los de Cándido Méndez tienen 1,1 millones de afiliados que pagaron 17,10 millones de euros. En cuanto a los gastos de personal, UGT desembolsó un total de 7.669.986,52 euros.

En cuanto a la Casa Real, a la que el Gobierno también ha apretado el cinturón durante esta crisis, recibió en el mismo ejercicio 2012 un total de 8,264 millones de euros, un presupuesto que ha caído hasta los 7,77 millones en 2014, es decir, un 6% menos y una caída del 12,6% desde 2010.

De la partida que recibe y distribuye el Rey, Don Juan Carlos calcula su sueldo tomando como base su declaración de la renta correspondiente a 1987, a la que aplica el aumento, descenso o congelación que establecen anualmente los PGE para las retribuciones de los altos cargos del sector público.

El abdicado Rey Juan Carlos tuvo una retribución de 292.752 euros al año, mientras que 146.376 euros al año fueron a parar al Príncipe Felipe. Tanto la Reina Doña Sofía, la Princesa de Asturias, Letizia Ortiz Rocasolano, y las Infantas Elena y Cristina de Borbón se repartieron un total de 375.000 euros al año, el mismo sueldo que en 2013. En gastos de personal se destinaron cerca de 3,8 millones de euros.


Fuente: Lagaceta