viernes, 24 de julio de 2015

Irán paga 3.000 euros semanales a Pablo Iglesias

Enrique Riobóo, dueño de Canal 33 que ha hecho negocios con Pablo Iglesias, desvela los trapos sucios del líder de Podemos.

Vuelven a pillar a Pablo Iglesias con las manos en la masa y en la pasta. Enrique Riobóo, fundador y propietario de la emisora de televisión madrileña Canal 33, informa de que el centinela anti casta no está libre de pecado. Su mesiánico discurso se hace cada vez más contradictorio y delicuescente.

Enrique Riobóo desvela que el mandamás de Podemos le exigió pagos sin factura para evadir la declaración del IVA. Pero esto no es lo más grave del asunto. Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero le ofrecieron comprar su emisora por 200.000 euros provenientes del Gobierno de Venezuela. Entre pillos anda el juego. 



La batería de trapos sucios no acaba aquí. Riobóo también revela que Pablo Iglesias y su productora están a sueldo de Irán, que le sigue pagando 3.000 euros semanales desde el año 2012 por la emisión del programa de televisión Fort Apache. El matrimonio del líder de Podemos con Teherán  está aún más consolidada. La cadena iraní Hispan TV tenía intención de que hiciese La Tuerka 2 para ellos, pero él prefirió dedicar Fort Apache a Hispanoamérica.  Choca esta elevada remuneración salarial con la idea de Podemos de poner un tope salarial máximo a todos los españoles, ya sea del sector público o privado, de 3.000 euros al mes.

El dueño de Canal 33 cuenta que Pablo Iglesias le llevó a negociar con Mahmud Alizadeht, representante en España de la televisión pública de Irán. Al final, Llegaron a un acuerdo con los iraníes y el líder de Podemos le exigió una comisión del 40% por mediar. Finalmente, el contrato de Riobóo se quedó en 5.000 euros mensuales y en que le daba a Iglesias 2.000, la mayoría sin factura. Cobrar en negro fue idea de Pablo y en este sentido, asegura Riobóo que lo único que quería era dinero, dinero y dinero.  

PABLO IGLESIAS HIZO NEGOCIO CON UNA SOCIEDAD SIN ÁNIMO DE LUCRO PARA EVADIR IMPUESTOS

El mesías anti casta es un empresario y además de los que evaden impuestos. Pablo Iglesias ofreció los servicios de su agencia ‘Producciones con Mano Izquierda’ –de contenidos audiovisuales- como si fuera una empresa, al tiempo que su constitución jurídica era la de asociación cultural sin ánimo de lucro, según informa El Economista. 

La productora contaba además con 20 trabajadores y la vendieron en su presentación como “una agencia de servicios audiovisuales especializada en comunicación política", a lo que añadieron que su “abanico audiovisual incluye la producción de programas televisivos, la creatividad y el desarrollo de spots electorales".

Un factor adicional a tener en cuenta es que las asociaciones están exentas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) durante los dos primeros años de actividad y en un plazo más largo si los ingresos netos no superan la franja del millón de euros. Además, gozan de exenciones parciales en el Impuesto de Sociedades. 


Fuente: Negocios