miércoles, 2 de septiembre de 2015

El Parlamento andaluz pagó dietas de hasta 2.000€ en agosto sin tener agenda

Hasta el 27 de agosto, el Parlamento andaluz estuvo cerrado por vacaciones. Como novedad este año, sus 109 diputados sí trabajaron en julio, que se declaró mes hábil el año pasado en la última reforma del Reglamento de la Cámara. No es así en agosto, mes inhábil, pero en el que se siguen cobrando las dietas por alojamiento y manutención a pesar de que no hay actividad.
Doce de los diputados cobraron este mes 2.000 euros en este concepto. Se trata de los siete miembros de la Mesa del Parlamento y los cinco portavoces, que perciben 500 euros semanales para pagarse comida y hotel.
La Mesa la forman el presidente de la Cámara, el socialista JuanPablo Durán, y los representantes de los grupos Teresa Jiménez (PSOE), Verónica Pérez (PSOE), Esperanza Oña (PP), Juan Ignacio Moreno Yagüe (Podemos), Julio Díaz (Ciudadanos) y José Antonio Castro (IU). Los portavoces son Mario Jiménez (PSOE), Carlos Rojas (PP), Teresa Rodríguez (Podemos), Juan Marín (Ciudadanos)y Antonio Maíllo (IU).


Todos ellos reciben esos pluses, aunque hacen distinto uso del dinero. Los 15 diputados de Podemos donarán esas dietas a colectivos sociales, como ya hicieron con las recibidas entre abril y mayo.
Además, renunciaron al coche oficial y sus parlamentarios cobran el mismo sueldo que tenían en su trabajo anterior, empezando por su portavoz, Teresa Rodríguez, que recibe 1.800 euros y dona el resto de los 4.000 que le corresponden a colectivos laborales en lucha.
Ciudadanos, la otra formación que se estrena en la Cámara, sí cobra las dietas este mes. No obstante, C's propondrá que se modifique este régimen salarial para cambiar estos pagos por una cantidad fija que cotice. «Las indemnizaciones deben formar parte del sueldo de los diputados para que coticen y tengan la retención de IRPF correspondiente», abogan.
Los diputados de IU cobrarán las dietas pero no dispondrán del dinero. Las indemnizaciones de agosto se donarán a la caja de la organización, «dada la complicada situación financiera» que atraviesa la coalición de izquierdas tras el desplome electoral y la consiguiente caída de ingresos.
Esta práctica de donar el dinero al partido continuará el resto del año, «detrayendo los gastos de alojamiento y transporte cuando haya sesión parlamentaria». A IUle corresponden unos 7.500 euros al mes en dietas por sus cinco diputados. Todos ellos también entregan a la organización la parte del salario que sobrepase los 1.800 euros netos al mes fijados como su sueldo, (salvo que en su trabajo anterior ganaran más, igualándose en ese caso).
Los dos principales grupos de la Cámara, PSOE y PP, eludieron aclarar a este periódico cuál es su posición respecto al cobro de esta dieta en agosto. Los diputados socialistas también aportan una cantidad de su sueldo al partido.
Las dietas del Parlamento tienen un coste mensual de más de 140.000 euros. El régimen económico de la Cámara incluye una dieta de devengo semanal y fija y sin necesidad de justificación que pretende cubrir los gastos que supone para el diputado el desarrollo de su actividad parlamentaria.
El importe de la dieta en concepto de manutención y alojamiento depende de la distancia existente entre el lugar de residencia habitual del diputado y la sede de la Cámara. Oscial entre los 200 euros -hasta 100 kilómetros, incluyendo Sevilla- y los 410 euros a la semana si hay más de 300 kilómetros.
Los miembros de la Mesa y los portavoces, con independencia de la circunscripción electoral por la que resultaron elegidos, tienen una asignación lineal de 500 euros semanales.
El sueldo base de un diputado es de 3.020,29 euros al mes. El presidente cobra un complemento mensual de 1.537 y los vicepresidentes y portavoces de los grupos, 1.238.
Los secretarios de la Mesa y portavoces adjuntos de los grupos reciben un extra de 928 euros y los secretarios de 648.
Los presidentes de las comisiones y portavoces de los grupos en las mismas reciben 491 euros; los vicepresidentes 333 y los secretarios de estos órganos 175.
Hay 20 comisiones parlamentarias, 13 correspondientes a las consejerías existentes y cinco no legislativas: Consultiva de Nombramientos, Relaciones con el Defensor del Pueblo Andaluz y Peticiones;Comisión de Asuntos Europeos; Comisión de Control de la RTVA y de sus Sociedades Filiales; Comisión de Desarrollo Estatutario; Comisión de Reglamento; Comisión de Seguimiento y Control de la Financiación de los Partidos Políticos y Comisión del Estatuto de los Diputados.
Los partidos políticos 'premian' a sus diputados con cargos en estas comisiones como presidencias o portavocías para aumentar sus sueldos. Los 'castigados' limitan sus ingresos al sueldo base y las dietas.
Un caso especial es el del presidente de la Cámara, Juan Pablo Durán. En las nueve legislaturas anteriores, el perfil de este cargo era el de una persona que facilitara el diálogo y el consenso, que no generara el rechazo del resto de los grupos. Susana Díaz ha roto esa costumbre al elegir a un hombre duro del aparato del partido, el secretario general del PSOE de Córdoba.
El motivo no es otro que el control férreo de la Cámara que pretende ejercer el PSOE para hacer frente a su minoría parlamentaria. Los 47 diputados socialistas tienen enfrente a una oposición mayoritaria y dividida: 33 diputados del PP; 15 de Podemos; 9 de Ciudadanos y 5 de IU.
Durán ha respondido a las expectativas de su jefa y ha interpretado el Reglamento de la Cámara siempre a favor del PSOE, que se hizo así con la mayoría en su órgano de gobierno, la Mesa del Parlamento, a pesar de las dudas legales existentes al respecto. De hecho, el PPha interpuesto un recurso ante el Tribunal Constitucional contra esta decisión.
Juan Pablo Durán gana 78.924 euros brutos al año, 15.100 euros más que Susana Díaz y unos 800 más que Mariano Rajoy.
Fuente:  El Mundo