miércoles, 23 de septiembre de 2015

Mas crea una 'lista negra' con ciudadanos contrarios al proceso

La Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural se encuentran en la elaboración de una lista en la que se señala a los catalanes contrarios a la independencia con  el fin de elaborar la estrategia electoral de Juntos por el Sí de cara a los comicios del próximo 27 de octubre.

Por ello, tal y como publica el diario ABC, ambas formaciones se enfrentan a una multa de hasta 600.000 euros por recabar datos de ciudadanos que se hayan expresado públicamente en contra de la independencia de Cataluña, porque, tal y como han denunciado Ciudadanos y Vox,  esta campaña, puesta en marcha por organizaciones de la llamada sociedad civil, podría suponer una violación de la Ley de Protección de Datos.


Precisamente, la Agencia Española de Protección de Datos, está tramitando un expediente sancionador en el que se refleja que "ambas formaciones han recogido, grabado y conservado información sobre datos de ideología relativos a personas que negaron su participación en la encuesta o que, aun habiéndola realizado, no consintieron expresamente el tratamiento de sus datos personales”.

En los últimos meses, alrededor de 30.000 voluntarios han visitado más de un millón de hogares para configurar esta lista negra anotando la calle, el número, el piso y la tendencia política de los residentes. Además, aparte de anotar el nombre del encuestado y el teléfono, se hacía mención al tipo de ambiente si el ambiente se tensaba en algún momento.

Además, ambas asociaciones han emprendido una campaña en la que los voluntarios realizan llamadas telefónicas para intentar convencer a los catalanes sobre los beneficios de la hipotética independencia en la región y además han recabado información de los formularios que rellenan todos aquellos inscritos a las actividades que organizan.


Todas estas informaciones se analizan en comisiones de enlace entre ANC y Òmnium y posteriormente pasan a la candidatura de Juntos por el Sí, que agrupa a Convergència, ERC y miembros de la sociedad civil independentista para enfocar sus futuras acciones de campaña.