viernes, 18 de septiembre de 2015

El presidente de Freixenet está dispuesto a liderar un frente empresarial anti-Podemos

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, si está dispuesto a dar la cara frente a Podemos. Critica precisamente el mutismo empresarial que se ha instalado en este momento entre los directivos más importantes del país ante las tesis económicas que propone la formación de Pablo Iglesias. Asegura que las propuestas que está lanzando “no le convienen a España”.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales que han intercambiado impresiones recientemente con el presidente de Freixenet, José Luis Bonet no comparte en absoluto el ideario de Podemos.

No está dispuesto además a mantenerse en el mutismo generalizado que se ha instalado en el mundo empresarial sobre la formación de Pablo Iglesias. Considera que las medidas que propone “no le convienen nada a España”. Es el mensaje que se le ha podido escuchar ya recientemente en algunos foros económicos.


En Freixenet explican a ECD que Bonet siempre se ha caracterizado por expresar lo que piensa en todo momento. Aseguran que lo habitual es que no se ande con ambigüedades y si se le pregunta ofrezca su opinión de forma clara.

Mutismo empresarial generalizado sobre Podemos
De hecho, no comparte que la mayoría de los primeros espadas de las principales empresas del país se muestren reacios a dar su opinión sobre Podemos.

Como mucho, algunos dirigentes de compañías importantes han expresado hasta ahora que el bipartidismo y el goteo de escándalos han creado el caldo de cultivo perfecto para el ascenso del partido de Pablo Iglesias. Mientras, otros han valorado incluso el efecto positivo de la entrada de nuevos actores.

Ya dio la cara contra la independencia de Cataluña
El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, se ha ‘mojado’ también varias veces ya sobre el proceso independentista abierto por Artur Mas.

Continúa defendiendo en este momento sin tapujos que Cataluña es una “parte esencial de España”. Asegura, asimismo, que la compañía no ha dejado de invertir en territorio catalán ante una posible declaración de independencia.