miércoles, 7 de octubre de 2015

Compromís pide que deportistas como Pau Gasol no puedan jugar con España

La victoria de España en el Eurobasket, donde emergió la figura de Pau Gasol por encima de todos, debió inspirar la proposición no de ley que Compromís presentó al día siguiente en las Cortes Valencianas.

Firmada por la diputada ilicitana Mireia Mollà, la coalición insta al Consell para que a su vez reclame al Gobierno de España que realice las modificaciones legales oportunas para garantizar que los deportistas «que no tengan residencia fiscal en España no puedan competir bajo la bandera española». Pau Gasol tributa en Estados Unidos, donde trabaja.

La segunda parte de su propuesta también insta a que el Consejo Superior de Deportes «condicione las subvenciones que otorga a las entidades que participan a nivel internacional a que todos los deportistas que representan a una federación o a una entidad española tengan la residencia fiscal en el Estado español».


Inversión pública
La argumentación de Compromís se basa en que, a su juicio, desde los Juegos Olímpicos de Barcelona, España «se ha convertido en un país de éxito en el deporte gracias a la inversión públicarealizada en este sector que facilita poder contar con deportistas españoles que acaparan premios internacionales».

Denuncian que «es triste que esa inversión no tiene reflejo en el pago de impuestos por parte de algunos deportistas que disfrutan de éxito, a pesar de lucir la bandera española en las competiciones que participan y sonar el himno español, cuando son premiados».

El texto registrado en las Cortes el pasado lunes también lamenta que «bajo la excusa de no encontrarse en suelo español 183 días al año, a pesar de estar compitiendo en nombre del Estado español, no pagan IRPF en este país, dejando de contribuir al mantenimiento del Estado del bienestar y en especial del deporte que requiere de fondos públicos para recoger éxitos».

El escenario dibujado por Compromís impactaría de lleno en la línea de flotación de las selecciones nacionales más laureadas, como es el caso de la de fútbol y la de baloncesto.

En el caso de la recién proclamada campeona de Europa, el jugador más dominante del torneo, Pau Gasol, no podría jugar con España al tener fijada su residencia fiscal en Chicago, donde actualmente juega con los Bulls (desde la pasada temporada).

La NBA
Gasol no es el único integrante de la selección que tributa allí, ya que su compañero de equipo Nicola Mirotic está en la misma situación, y otros integrantes del combinado nacional que podrían estar en los juegos Olímpicos de Río de Janeiro el próximo año, como Marc Gasol, Serge Ibaka, Ricky Rubio o José Manuel Calderón, también andan inmersos desde hace varias temporadas en la NBA.

Allí tributan aproximadamente (dependiendo del Estado en el que lo hagan) entre un 45% y un 55% del sueldo bruto que perciben. Ninguno de ellos cumple el requisito de estar en territorio español al menos 183 días, por lo que solo tributarían en España a un tipo del 25% las rentas obtenidas en suelo nacional.
La Premier League
La propuesta de Compromís también privaría a España de poder contar en sus filas con la pléyade de jugadores que han decidido emigrar a la Premier League y que también tributan en las islas británicas aproximadamente con el 50% del sueldo bruto que perciben.
En este caso encontramos a jugadores como los ex del Valencia David Silva y Juan Mata, a David de Gea, Diego Costa, Santi Cazorla, Cesc Fábregas, todos ellos en la Premier. Tampoco podrían jugadores que están en Italia como Raúl Albiol y José Callejón, y otros como Iker Casillas que esta temporada se ha enrolado en el Oporto portugués.

Otros casos son los de los pilotos de Fórmula Uno como Fernando Alonso, que tributó durante algún tiempo en el extranjero –aunque ahora ya lo hace en España–, o Carlos Sainz.


La propuesta de Compromís es superficial y no entra a analizar los posibles convenios con otros países para establecer la residencia fiscal según parámetros como los días, el pago de la luz, la vivienda habitual o la residencia familiar, entre otros factores, que sí se contemplan en los diferentes regímenes tributarios. El texto de los nacionalistas, de máximos, no tiene zonas grises para la interpretación y solo contempla el blanco o el negro: tributar en España para poder representar a nuestro país o tributar en el extranjero y tener la prohibición para hacerlo, según una nueva disposición normativa –que tampoco se detalla en la proposición no de ley– impulsada por la coalición.

Fuente: ABC