viernes, 23 de octubre de 2015

El chollo de los altos cargos de Ada Colau: cobran 885 euros por 50 minutos de reunión

Parece que Ada Colau se ha olvidado de su promesa de sueldos bajos. La nueva alcaldesa de Barcelona anunció que ella y sus 10 concejales cobrarían un máximo de 2.200 euros mensuales (32.300 euros al año), tal y como establece el Código Ético de Barcelona en Comú.

Finalmente, Colau cobrará 100.000 euros anuales debido a que los sueldos de los cargos políticos se votan en pleno y los partidos de la oposición (CiU, C's, PSC y PP) rechazaron la rebaja, que también les afectaba a ellos. Colau dice que donará la diferencia salarial que le "obligan" a cobrar, pero no ha explicado ni a quién, ni cuándo.


A la falta de transparencia sobre sus hipotéticos sueldos bajos, se le une ahora otro escándalo. Según informa Sueldos Públicos, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aumentado un 11,40% su gasto en sueldos para los altos cargos, tras las elecciones del pasado 24 de mayo. Concretamente, el organigrama diseñado por Ada Colau, supone un gasto de 1,39 millones de euros frente a los 1,25 millones que costaba la nómina de los altos directivos del anterior mandato con Xavier Trias al frente.

¿Y a qué se debe este incremento? Pues a las dos nuevas direcciones que dependen de Ada Colau: la de Presidencia y la de Servicios de la Oficina de Transparencia. Todavía no se han publicado los nombres de los nuevos responsables de las mismas, pero sí los astronómicos salarios. Tal y como se ha aprobado en pleno, para la primera irán 92.644 euros brutos anuales y para la segunda 76.182. El primero de ellos supera lo que cobra el presidente del Gobierno. 78.185 euros brutos anuales en 12 pagas.

Y todavía hay más. Las reuniones del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) son un auténtico chollo. Por ejemplo, en el acta de la reunión 11/2015 de 30 de julio de 2015, con firma de Ada Colau Ballano, se celebró un Consell Metropolità extraordinario que empezó a las 12:30 horas y finalizó a las 13:20 horas. Por 50 minutos de reunión, varios de sus altos cargos cobraron 885 euros por su asistencia. Los que menos cobraron, se embolsaron 265 euros.