viernes, 27 de noviembre de 2015

Carmena y sus concejales reconocen que no se reducirán el sueldo



Ahora Madrid prometió reducirse los sueldos astronómicos (100.000 euros anuales la alcaldesa) para desahogar el bolsillo del contribuyente. Lo prometieron en campaña electoral, al momento de ocupar el Palacio de Cibeles y, hasta este jueves, era una cuestión que iban dilatando con un "en el próximo Pleno". El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, reveló tras aprobar el proyecto de los Presupuestos de 2016 en Junta de Gobierno, que no pueden y que se mantendrá la vía de las donaciones, algo que no supone ningún beneficio para el ciudadano.


La reducción salarial «es una carta financiera que hace referencia a las donaciones que nosotros tenemos que hacer y hacemos a otras personas u otras organizaciones, en este caso, para cumplir nuestra carta financiera. Esto no tiene efecto en el Presupuesto del Ayuntamiento, con lo cual no está contemplado. Ahora bien si este equipo de Gobierno o cualquiera de los grupos municipales, ya que estamos en minoría, tienen a bien acordar una reducción generalizada a toda la Corporación, pues nosotros estaremos encantados de una disminución del Capítulo 1 con lo que se acordara. El equipo de Gobieno no puede aprobar individualmente reducciones de sueldo ni siquiera de la alcaldesa. Tiene que ser una decisión de mayorías», afirmó.

La alcaldesa, Manuela Carmena, fue explícita el día de su investidura: el recorte salarial no sería obligado para el resto de grupos, como sí indicó Sánchez Mato el jueves con su argumento.

Carmena cobra al mes 7.142,85 (en 14 pagas); los delegados de Área, 6.701,4 euros, y los concejales-presidentes de distrito, 6.555,71 euros.