viernes, 29 de enero de 2016

Ada Colau también se carga la Feria de Abril de Sevilla en Barcelona



La Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Catalunya (FECAC) ha advertido que "prácticamente descarta" organizar la 45 Feria de abril en el parque del Fòrum de Barcelona, donde se celebra desde 2005, porque el ayuntamiento le impone reducir a la mitad las atracciones de feria.

"La capital catalana perdería, de esta forma, otro acontecimiento multitudinario que atraería centenares de miles de personas", ha destacado la federación de entidades andaluzas.

El motivo para esta renuncia a celebrar una nueva edición en el frente marítimo barcelonés son, según la FECAC, las condiciones técnicas y económicas impuestas por el Ayuntamiento de Barcelona "que supondrían la asfixia económica de la entidad organizadora y por tanto de sus entidades".

Según la federación, además de asumir unos gastos adicionales cifrados en 140.000 euros, "los ingresos se reducirían drásticamente al tener que prescindir de la mitad de las atracciones de feria".

En un comunicado, la entidad señala que el Ayuntamiento de Barcelona no tiene ningún interés en celebrar la Feria de Abril de la mano de FECAC, acusa de "cerrazón" al equipo de gobierno de Ada Colau, "que no ha recibido a la actual dirección de la Federación", y denuncia las cláusulas del concurso.

Para la FECAC, "es sintomático que el contrato cite la celebración de un acontecimiento de tipo cultural" o "en el marco de la cultura andaluza", sin referirse específicamente a la Feria de Abril.

Además, añade, las normas de procedimiento del contrato de la empresa municipal Barcelona Serveis Municipals (BSM), gestora del espacio del Fórum, "fija unas condiciones técnicas y económicas difícilmente asumibles por una organización sin ánimo de lucro".

Estas condiciones, según la Federación, pasan por reducir el horario de apertura de la Feria, exige asumir gastos como generadores eléctricos, consumo de gasoil y de agua, hilo musical común para todas las atracciones y personal adicional, como un ingeniero que revise diariamente la zona de atracciones, y otras personas que controlen el aforo del recinto y de cada una de las casetas.

Aparte del sobrecoste, evaluado en unos 140.000 euros más respecto a la pasada edición, el contrato de cesión obliga a reducir el área de atracciones prácticamente a la mitad, añade la FECAC, cuya fuente principal de ingresos es el canon de los feriantes.

"Parece que la señora Colau quiere perder la Feria de Abril, igual que ha hecho con la pista de hielo, los nuevos hoteles, la Ryder Cup y, si no vigila, los cruceros, el Mobile Congress y la Fórmula 1. Barcelona está perdiendo oportunidades", ha denunciado el presidente de la FECAC, Daniel Salinero.


Fuente: La Gaceta