miércoles, 20 de enero de 2016

Carmena equipara el Ramadán y el Año Nuevo chino a la Semana Santa


Los Presupuestos de 2016 del Ayuntamiento de Madrid incluirán por primera vez una partida para celebrar el Año Nuevo chino –en febrero– y el Ramadán –en junio–. Cada una contará con 150.000 euros. El mismo fondo destinará el gobierno de Ahora Madrid para la Semana Santa –en marzo–, una tradición de fuerte arraigo en la capital y en todo el país que deja importantes sumas de dinero tanto a las administraciones como los entes privados. En la última edición, de hecho, representó las mejores cifras de los últimos ocho años. Según informó el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, hubo una ocupación media hotelera del 80% en toda España. En la Pascua, algunos hoteles de la capital llegaron a colgar el cartel de completo, alcanzando una ocupación del 95%.

La hostelería es el sector más beneficiado y el que más empleo genera. En Madrid se redujo la cifra de desempleo en 12.160 parados menos. El retorno que genera el Ramadán o el Año Nuevo chino es desconocido.


Con los gobiernos de Ana Botella, el colectivo chino y musulmán se encargaban de sufragar sus actividades. En 2016, la empresa pública municipal Madrid Destino gestionará estas celebraciones. Por el momento, según informaron fuentes del Consistorio, no se sabe qué programación tendrá el Ramadán, pero ya está casi confeccionado el del Año Nuevo chino. Las 13 procesiones de Madrid y su tamborrada continuarán saliendo por sus calles tal y como se ha venido desarrollando durante todos los años. El programa será similar.
Las claves
Indican fuentes municipales que fue la embajada china la que se puso en contacto con el Ayuntamiento para dar a la celebración del Año Nuevo «un nuevo enfoque». Tendrá dos:la integración de esta comunidad en Madrid y el desarrollo de este acto en el eje de Usera-Madrid (Plaza de España). Contará con actividades culinarias mezcladas con arte, cine chino y una mayor proyección exterior, es decir, no se queda solo en la feria.
«Desde que hemos llegado a Cibeles la comunidad china y la embajada dicen que han mejorado las relaciones». La alcaldesa se ha reunido con el embajador varias veces junto con la agregada cultural de China. El Consistorio tiene muy en cuenta la importancia de este turismo en Madrid, dicen, y quieren cultivar las buenas relaciones. Las claves de la celebración china con la apuesta de la colaboración económica del Ayuntamiento residirán en un «apoyo explícito» de la administración y en «la agilización en la concesión de los permisos» para el desarrollo de las actividades y la puesta de casetas. En Plaza de España no habrá nada nuevo, ya que no hay capacidad de crecimiento. «Lo estudiaremos para los próximos años», señalan. El programa se presentará la primera semana de febrero.

La religión dominante
Según la último barómetro del CIS de enero de 2015, el 69,3% de los encuestados se definía como católico y un 1,9%, como creyente de otra religión. El 16% revelaba ser no creyente y un 10,3%, ateo.

No existen datos oficiales sobre el número de personas afines a una confesión, pero sí un directorio de lugares de culto del Observatorio del Pluralismo Religioso en España. Según datos de la Conferencia Episcopal a junio de 2015, el número de lugares de culto de las confesiones religiosas en el país ascendía a 29.368. De este dato, 23.098 (un 78,65%) son lugares católicos frente a los 6.270 (21,35%) que representan el conjunto de las confesiones minoritarias. Los dedicados a los musulmanes suman 1.334 (4,54%).

Los datos del Ayuntamiento sobre población extranjera hablan de 380.272 foráneos en el municipio a julio de 2015, de los cuales casi un 41% son latinos (155.853 personas); un 8,76% son africanos (8,76%); un 8,7% son chinos (33.219); un 5,56% son marroquíes (21.177), y un 0,28 (1.077), argelinos.


Fuente: ABC