miércoles, 23 de marzo de 2016

El Ayuntamiento de Valencia compra un microbús para transportar a prostitutas


El Gobierno de Joan Ribó continúa aplicando medidas novedosas en materia de asistencia social. Al respecto, el Ayuntamiento de Valencia ha comprado un microbús para el programa móvil de atención sociosanitaria a personas que ejercen la prostitución en la ciudad, un servicio que el consistorio presta a través de un convenio de colaboración con Médicos del Mundo.

La concejala de Igualdad y Políticas Inclusivas y de Inserción Sociolaboral, Isabel Lozano, ha explicado que el Bus Solidario del Ayuntamiento circula por las noches y ofrece revisiones ginecológicas gratuitas e información sanitaria y sobre los recursos de inserción sociolaboral de que dispone el consistorio.


El Bus Solidario también hace entrega gratuita de material para prevenir embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual, como son preservativos y lubricantes, según el comunicado.

Lozano ha asegurado que que este autobús sustituirá al que había hasta ahora, "que ya no cumplía las condiciones necesarias porque estaba viejoy había que estar reparándolo continuamente".

La concejala ha apuntado además que "desde el Ayuntamiento se quiere mejorar las condiciones sociosanitarias de las personas que presentan situaciones de vulnerabilidad y exclusión social", al tiempo que ha añadido que con la compra de este autobús se trabajan "aspectos como la inserción sociolaboral en el grupo de personas que ejercen la prostitución en la calle".


Los objetivos del programa municipal son aumentar los conocimientos sobre salud sexual y reproductiva a estas mujeres, facilitarles el acceso a los recursos sociosanitarios normalizados, que muchas veces desconocen o que, incluso, evitan por miedo a ser "repatriadas" a sus países, así como promover las pruebas de detección para VIH e ITS, según el comunicado.