lunes, 21 de marzo de 2016

Las autonomías del PSOE y Podemos son las que más suben los impuestos


Las comunidades autónomas gobernadas por la «pinza» del PSOE y Podemos desde las elecciones del pasado mayo figuran entre las que más han subido los impuestos a los contribuyentes bajo su jurisdicción. A la inversa, aquellas regiones en las que Ciudadanos (C’s) respalda al PP son las que los han bajado con mayor intensidad en los últimos meses, según se desprende del estudio «Panorama de la fiscalidad Autonómica y foral 2016», elaborado por el Consejo General de Economistas (REAF-REGAF).
Aragón, gestionada por una coalición de PSOE, Podemos, IU y los regionalistas de CHA, ostenta el dudoso honor de ser la comunidad que más ha subido los impuestos a sus ciudadanos. Según el estudio, el gobierno de la región ha elevado el tipo del IRPF que grava las rentas altas, de más de 100.000 euros, así como Patrimonio (recorte del mínimo exento a 700.000 euros), Sucesiones y Donaciones (límites a la bonificación del 99%), Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) (alza de tipos en ambos casos). Es decir, que ha incrementado todos los tributos. Seis de seis.

Una tendencia similar se observa en las Islas Baleares, donde la coalición de PSOE, Podemos y los econacionalistas de MES también ha subido el IRPF a las rentas altas, el impuesto de Patrimonio, Sucesiones y Transmisiones Patrimoniales. Cuatro de seis. Cantabria (PRC y socialistas), por su parte, también ha incrementado el tributo a los que más ganan, igual que Navarra (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y Exkerra), que además ha rebajado los tramos bajos, un movimiento similar al observado en Galicia (única del PP).
Comunidad Valenciana (PSOE, Compromís y Podemos) y Navarra se han sumado a Cataluña y han eliminado el mínimo exento en Patrimonio. La primera, además, eleva la tarifa, como ha sucedido en Baleares.
Tipos más elevados
Los territorios forales (País Vasco y Navarra) tienen los tipos máximos de IRPF más altos (49% y 52%, respectivamente), mientras que hay cinco regiones de régimen común con el 48% (Cataluña, Cantabria, La Rioja, Extremadura y Asturias), según resume el estudio. Los mínimos oscilan entre el 19% y el 21,5%.
Tras aplicar la amalgama de deducciones, bonificaciones y demás medidas sobre el IRPF, un contribuyente menor de 65 años pagaría más en Cataluña si ganase menos de 30.000 euros, en Extremadura si ingresara hasta 110.000 y en Cantabria, para todas las demás rentas altas. Para todos los supuestos, la región que menos grava los ingresos personales es Madrid (PP y C’s).
La Comunidad de Madrid es la que, en general, aplica los impuestos más bajos del conjunto de España. Además, en regiones como Andalucía, Castilla y León o La Rioja, el respaldo de C’s al Ejecutivo autonómico ha derivado en la rebaja de todos los tramos del IRPF. En el caso de Patrimonio, tres comunidades tienen mínimos exentos inferiores a los de la norma estatal (700.000 euros), mientras que ocho comunidades han subido los tipos del gravamen en las últimas fechas.
El Consejo de Economistas critica que «la corresponsabilidad fiscal de las CC AA no es efectiva», y apunta que, tras años de fuertes subidas y salvo en algunas excepciones, «en el impuesto sobre la Renta, las comunidades tienden a converger con la tarifa estatal». Respecto a los demás tributos, el organismo considera que «las desigualdades de tributación son muy importantes en Patrimonio y en Sucesiones y Donaciones», y recomienda al próximo Ejecutivo que cree una «comisión de expertos de diversas sensibilidades territoriales y políticas» para emitir recomendaciones para una nueva fiscalidad autonómica.
El presidente de la CEOE, Juan Rosell, advirtó ayer de que los impuestos «exagerados» destruyen civilizaciones, «desincentivan, asustan e incluso paralizan», «ahogan» a particulares y de «manera muy especial» a las pymes, mientras que los «adecuados» generan crecimiento, riqueza y empleo. La estructura fiscal actual, lamentó el presidente del Consejo, Valentí Pich, «nos lleva a campos que no sabemos si los impuestos sirven para recaudar, para complicar la vida de la gente» o si es un simple «postureo político».