lunes, 30 de mayo de 2016

El gasto político y económico del 26J


Ante la incapacidad de nuestros políticos de afrontar lo sucedido en los comicios del 20D, llegan unas nuevas e inútiles elecciones, que sirven para generar más gastos y “financiar” a todas esas empresas amigas que organizan los mítines. En España hay muchas necesidades, y no estamos en condiciones de derrochar dinero, hay muchas familias buscando que comer en la basura, y otras miles con necesidades en su día a día.
Nuestros políticos ya han demostrado su talla, no han sido capaces de pactar, o simplemente de dejar que gobierne el más votado, el resentimiento y el odio han marcado los “acuerdos post electorales”, líderes que no dan la mano y otros haciendo del congreso un simple espectáculo, lo que está claro es que hay un sólo objetivo que es el de echar al Partido Popular de las instituciones, porque de hablar del paro o de cómo se pretende generar empleo, parece que prefieren dejarlo por ahora, apartado.

Puede parecer populista el hecho de hablar del gasto que generan las elecciones, pudiendo con ese dinero ayudar a todas esas familias que sufren en su día a día, pero no es populismo, simplemente es sentido común y más después de haber tenido elecciones hace casi medio año. Semanas atrás Podemos e IU aceptaron un pre acuerdo en el que definen que irán juntos a las elecciones, Pablo Iglesias y Garzón, al igual que Rivera y Sánchez, cada oveja con su pareja.

En resumidas cuentas, un Podemos que intenta camuflar su caída en las encuestas comiéndose a IU y este a su vez teniendo que pagar sus millonarias deudas,  Albert Rivera entregado al PSOE, y un Partido Popular que no es capaz de cambiar la cara visible del partido, en mi opinión veremos más de lo mismo en éstos nuevos comicios.