viernes, 13 de mayo de 2016

Un alcalde dice basta: 'Si los musulmanes han venido a nuestro país, que se adapten o se vayan'


Ha aparecido en Francia un artículo en la revista 'Francia, Sociedad' en apoyo al alcalde de Antibes (en la Costa Azul francesa, al lado de Niza y Cannes) que ha rehusado suprimir la carne de cerdo en las cantinas escolares.
Los musulmanes piden la supresión de la carne de cerdo en el comedor del colegio y el alcalde lo ha rehusado categóricamente, enviando una nota a todos los padres para explicarles el porqué. La misiva, ha saltado ahora a la luz pública.
'Para que los musulmanes comprendan que deben adaptarse a Francia, a sus costumbres, a sus tradiciones, a su modo de vida, ya que son ellos los que han elegido emigrar.

Para que comprendan que deben integrarse y aprender a vivir bien en Francia.
Para que comprendan que son ellos los que deben modificar su modo de vida y no los franceses, que los han acogido generosamente.

Para que comprendan que los franceses no son xenófobos ni racistas, puesto que han aceptado a numerosos emigrantes musulmanes (al contrario que los musulmanes, que no aceptan a los extranjeros no musulmanes en sus países).
Que los franceses, como otros muchos países, no piensan renunciar a su identidad, a su cultura, a pesar de los golpes de los islamistas.
Que si Francia es una tierra de acogida, no es la ministra Filippeti y el gobierno de izquierda quien acoge a los extranjeros, sino el pueblo francés en su conjunto.

Que comprendan, al fin, que en Francia, con, y no a pesar de, sus raíces judeo-cristianas, sus árboles de Navidad, sus iglesias, y sus fiestas religiosas, la religión debe quedarse en el estricto dominio privado, y la alcaldía tiene razón cuando rehusa todo compromiso al islam y a su religión (la sharia).

A los musulmanes, a los que molesta la laicidad y que no se encuentran bien en Francia, les recuerdo que existen 57 magníficos países musulmanes en el mundo, la mayoría de ellos medio poblados y dispuestos a recibirlos con los brazos abiertos para respetar la ley de la sharia.

Si habéis dejado vuestros países para venir a Francia y no para ir a otros países musulmanes, con vuestras mismas costumbres, es porque habéis considerado que la vida en Francia es mejor que en otros lugares.


Preguntaos sólo una vez : ¿Por qué se está mejor en Francia que en el lugar de dónde venís? Pues, en efecto, el menú con carne de cerdo forma parte de la respuesta.