viernes, 5 de agosto de 2016

Ahora Madrid continúa amparando la violencia de la extrema izquierda


Distrito 14 acusa a la Policía, a los medios de comunicación y a algunos partidos políticos de "manipular" y crear un "montaje" para acabar con ellos y Ahora Madrid les ofrece su apoyo. "Nos parece reseñable que Distrito 14 condena todas las agresiones que se hayan podido producir en las fiestas y es un paso muy importante", ha dicho el edil de la marca blanca de Podemos, Pablo Carmona, en la rueda de prensa ofrecida este jueves frente a la Oficina de Atención al Ciudadano de Moratalaz. Carmona ha defendido así la violencia de la izquierda radical y ha reiterado que "tiene que haber la presunción de inocencia básica que permita continuar con plena solvencia lo que ha sucedido en torno a las investigaciones de este caso". El podemita también le ha lanzado un mensaje a la prensa: "la clave es dejar que las investigaciones sigan adelante con todos los requisitos, garantías y derechos que tienen que concurrir en ellas" y "hay que tener cautela a la hora de achacar unos y otros delitos".


Esta comparecencia se ha producido a raíz de la detención de seis de los miembros del grupo de extrema izquierda acusados de ser los autores de altercados y agresiones durante las fiestas de Moratalaz. Tras comparecer ante el juez, fueron puestos en libertad sin medidas cautelares. Este miércoles la Policía ha arrestado a otras tres personas relacionadas con incidentes que se produjeron también durante las fiestas.

Por su parte, el colectivo Distrito 14 ha denunciado en su rueda de prensa, celebrada en el mismo lugar, las "mentiras, manipulaciones y montajes vertidas por la Brigada Provincial de Información y determinados partidos políticos".

Además, los integrantes de D14 han leído un comunicado en el que desmentían la detención de tres de sus miembros en la noche de este miércoles, acusados de participar en la agresión de una chica el sábado de madrugada. "Es rotundamente falso que ninguna persona de Distrito 14 participase en alguna pelea durante las fiestas de Moratalaz", ha declarado su portavoz. También es "falso" que se destrozase la caseta de "ningún partido político", ha añadido, a la vez que ha negado que haya habido "ninguna agresión así".


A pesar de que convocaron la rueda de prensa asegurando que "no tenemos nada que esconder" y que responderían "a todas las preguntas que nos quieran hacer relacionadas con los sucesos de los últimos días", el colectivo de ultraizquierda ha demostrado su rechazo a los medios. Según recoge Libertad Digital, cuando comenzó el turno de preguntas, familiares y amigos de los miembros del colectivo comenzaron a gritar a los periodistas y a exigirles que se identificaran y dijeran el medio para el que trabajan. A través de su perfil de la red social Twitter han difundido el vídeo de la rueda de prensa, pero eso sí, omitiendo el momento del incidente.