viernes, 12 de agosto de 2016

Una independentista de la CUP denuncia a los policías que le atendieron en castellano



Monserrat Puig Cotado vivió un auténtico drama: agentes de la Policía Nacional le atendieron en castellano. A esta vecina de Vic, independentista para más señas, le pareció impropio que los funcionarios le atendieran en el idioma oficial del Estado, por lo que ha decidido denunciar.

La separatista, que pretendía formalizar el pasaporte y visiblemente alterada, se negó a responder ante un agente madrileño de otra forma que no fuera en catalán y le faltó el respeto pidiéndole que se fuera a su casa. La que se marchó fue ella, pero no tardó demasiado en regresar.


Lo hizo con ocho compañeros de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), algún concejal entre ellos, con la intención de manifestarse frente a las puertas de la comisaría. Antes, saltándose toda orden, se había dedicado a fotografiar a los agentes. Pero la cosa no termina aquí.

La ‘víctima’, también fundadora de una asociación feminista, informa Baluarte Digital, acudió a medios de comunicación por la causa de la secesión para contar su versión de los hechos, que algunos de ellos califican como propios de la “catalanofobia”.