miércoles, 7 de septiembre de 2016

Denuncian vínculos de Carmena con el juez que investiga a su marido



La acusación popular que conduce la causa contra el marido de Manuela Carmena y la propia alcaldesa no está conforme con la actuación del Ministerio Público. Considera "de risa" el informe de la Fiscalía que exculpa a la líder de Ahora Madrid como cooperadora necesaria de un presunto alzamiento de bienes cometido por su esposo. Al parecer, Eduardo Leira transfirió su patrimonio a Carmena para declararse insolvente y no pagar a los empleados de su estudio de arquitectura.

Fuentes cercanas a la investigación han desvelado también otro extremo importante en la causa. Aunque la querella de Manos Limpias aterrizó en el Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid, éste se ha inhibido a favor del número 15 porque condujo inicialmente la primera instrucción contra Leira. Sin embargo, este movimiento puede tener una doble lectura, toda vez que, según las fuentes anteriormente citadas, la titular de ese juzgado sería "colega de Carmena" en la asociación judicial Jueces para la Democracia, a la que en su día perteneció la ahora máxima mandataria en el Consistorio de la capital.

La realidad judicial se encuentra ahora lejos de las afirmaciones de Manuela Carmena. La representante de Ahora Madrid ha insistido en que el caso no tiene recorrido porque ya es "cosa juzgada". Sin embargo, cuando hace un par de años el mismo Juzgado de Instrucción número 15 dio carpetazo a otra denuncia contra Eduardo Leira, solo decretó elsobreseimiento provisional. La categoría de "cosa juzgada", recuerdan las fuentes consultadas, solo se adquiere mediante auto de sobreseimiento libre.

Contra los derechos de los trabajadores

La noticia que destapó Libertad Digital en relación a las actividades presuntamente ilícitas del marido de Manuela Carmena ha aterrizado en los Juzgados de Madrid. Este periódico publicó en mayo de 2015 las denuncias de los empleados de la mercantil i3 Consultores, propiedad de Eduardo Leira, el esposo de la alcaldesa de la capital. Los arquitectos aseguraron sentirse engañados; no entendían cómo la líder de Ahora Madrid podía "enarbolar la bandera de la lucha de los trabajadores", cuando su marido les tuvo contratados "como falsos autónomos", para posteriormente estar hasta un año sin pagarles.
La Fiscalía ha pedido a los Juzgados de Madrid que citen a declarar a Leira. El Ministerio Público considera que existen "indicios racionales" para imputar al marido de Carmena por un delito contra los derechos de los trabajadores. El Ministerio Fiscal actúa a raíz de una querella de Manos Limpias. El documento inicial presentaba una serie de maniobras de Eduardo Leira: como empleador de la mercantil i3 consultores, impuso a sus trabajadores la firma de un contrato laboral de categoría menor a la que realmente desempeñaban.

El sindicato le atribuye un delito contra los derechos de los trabajadores, otro contra la Seguridad Social y uno de alzamiento de bienes. Este último delito, del que considera a Manuela Carmena "cooperadora necesaria", lo habría cometido al traspasar todos sus bienes a su mujer para declararse insolvente y no pagar a los empleados de su sociedad.

Exculpan a Carmena de forma "increíble"
Manos Limpias remitió esta actuación al Juzgado de Instrucción número 6 de Segovia, el lugar donde Carmena recibió la transferencia de los bienes de su marido. Sin embargo, este organismo se inhibió al declararse incompetente por una cuestión de ámbito territorial. Según el juez castellanoleonés, Leira ordenó el movimiento de fondos (alzamiento de bienes) desde Madrid y el resto de los presuntos delitos (contra la Seguridad Social y contral el derecho de los trabajadores) se habrían cometido en la capital.

Ahora, el Ministerio Fiscal no ha admitido a trámite la querella de Manos Limpias en toda su extensión. En primer lugar, exime de culpa a Manuela Carmena, una decisión que el sindicato califica de "increíble" y que, según ha podido saber Libertad Digital, recurrirá ante el juez. También desoye la solicitud de imputación a Leira por los delitos de alzamiento de bienes y contra la Seguridad Social.

En relación al primero, la Fiscalía sostiene que "ya ha sido objeto de un procedimiento" tras las denuncias de los trabajadores. Un procedimiento que acabó con el carpetazo a la causa del Juzgado de Instrucción 15 de Madrid, el mismo que conducirá la actual instrucción. En cuanto al segundo delito, explica el Ministerio Público que el Código Penal exige que se hayan defraudado cuotas por importe superior a 50.000 euros. Añade que Manos Limpias no ha aportado en su querella "ningún dato acerca del importe total defraudado".

Pasos de la investigación
A colación del artículo publicado hace casi un año por Libertad Digital, el Juzgado de lo Social Nº40 de Madrid condenó al marido de Manuela Carmena a despedir a sus trabajadores, como ellos mismos solicitaban, y a aplicarles las correspondientes indemnizaciones, pero también a pagarles todas las nóminas retrasadas, más la diferencia de salario entre la categoría de técnicos de cálculo en la que estaban contratados y la de arquitectos, a la que realmente pertenecían.


Los Juzgados de Madrid ordenarán ahora una serie de diligencias a la espera del recurso de Manos Limpias, que pedirá la inclusión de la alcaldesa en la causa. De momento, la Fiscalía le ha pedido al instructor que cite como imputado a Eduardo Leira y como testigos a los antiguos empleados de i3 Consultores.