viernes, 23 de septiembre de 2016

Escuelas y universidades cristianas, obligadas a contratar profesores homosexuales



Escuela, Educación, Universidades, Homosxuales, gay, lobbyLa doctrina impuesta por la ideología de género se introduce, de nuevo, en el ámbito educativo. Esta vez ha sido en California, donde se acaba de aprobar la llamada Ley SB 1146, una normativa que obliga –entre otras cosas- a los colegios y universidades cristianas del estado a contratar a profesores homosexuales. Aunque dicha ley todavía no ha entrado en vigor, cualquier profesor o profesora -independientemente de cual sea su formación- tendrá más posibilidades de conseguir un puesto de trabajo si se siente atraído por personas de su mismo sexo. 

De esta manera, el lobby LGTB pone en evidencia su afán por controlar todos los sectores del ámbito público. Su totalitarismo, disfrazado de leyes basadas en una falsa igualdad y lucha contra la discriminación, apunta esta vez a las instituciones cristianas.




Esta información la recoge el medio LifeSiteNews, donde se explica que, además de estar obligados a contratar a un profesorado LGTB, las universidades y escuelas cristianas de California deberán construir residencias exclusivas para el colectivo LGTB. Asimismo, los estudiantes transexuales podrán por ley utilizar los baños y unirse a los equipos deportivos según el sexo con el que se sientan identificados.

Pese a que la Ley SB 1146 -impulsada por el senador Ricardo Lara, que es abiertamente homosexual- establece que "solamente los seminarios están exentos", la normativa obliga a los colegios y universidades cristianas a abandonar los códigos morales, con el objetivo de instaurar un camino legal para terminar con cualquier institución contraria a su ideología.

Ante esta iniciativa de incuestionable carácter anti-católico, entidades cristianas se han movilizado para tratar de que la ley no llegue a ponerse en práctica. Es el ejemplo de la universidad MassResistance, cuyo portavoz ha definido la ley como una "intrusión monstruosa de nuestras libertades".

Lejos de parecer algo ajeno a nosotros, lo que está ocurriendo en Norteamérica podría darse en nuestro país en un futuro no muy lejano. Tras la aprobación en la Asamblea de Madrid de la Ley LGTB de Cristina Cifuentes, la ideología de género podría llegar de la misma forma hasta todos los sectores del ámbito público español.