lunes, 14 de noviembre de 2016

Ahora Madrid y PSOE darán un DNI a inmigrantes ilegales para que puedan acceder a servicios públicos


El Pleno de Cibeles ha aprobado esta mañana la creación de una Tarjeta de Vecindad para inmigrantes «sin papeles», con el objetivo de que tengan acceso a los servicios públicos que ofrece la capital. La propuesta, aprobada con los votos de Ahora Madrid y el PSOE, ha contado con el rechazo de PP y Ciudadanos, que creen que su implantación se extralimita de las competencias municipales y generará un efecto llamada para los indocumentados, según informa ABC.

La votación, que quedó aplazada el pasado miércoles por la suspensión de la sesión, fue resuelta gracias al voto de calidad de la alcaldesa, Manuela Carmena, habida cuenta del empate a 27 por la ausencia de Celia Mayer (Ahora Madrid), Antonio Miguel Carmona (PSOE) y Sofía Miranda (Ciudadanos). La iniciativa, impulsada por el grupo socialista, pretende que los empadronados en la capital pero en situación irregular tengan acceso a determinados servicios, como bibliotecas, instalaciones deportivas o formación y empleo, y se alivien los trámites con la Administración.



Las críticas de la oposición se centraron fundamentalmente en un supuesto efecto llamada de la medida y una falta de competencias del Ayuntamiento para abordar este extremo. El edil popular Percival Manglano, en su intervención del pasado miércoles, tildó la medida de «locura» y preguntó que «cómo se va a identificar a alguien que no tiene identificación». Manglano, que recordó que quien se empadrone en Madrid ya puede acceder a estos servicios, ironizó con los beneficios de la medida y dijo que «saldrá a cuenta ser ilegal».

En la misma línea se mostró la concejal Ana Domínguez, del grupo Ciudadanos. A su juicio, esta tarjeta «no tiene nada que ver con el Ayuntamiento. «Quien no tiene permiso de trabajo no puede inscribirse como demandante de empleo», denunció Domínguez, al tiempo de que advirtió del «efecto llamada» que ocasionará la iniciativa.

«Evitar discriminaciones»
La primer Teniente de Alcalde, Marta Higueras, ya en la sesión reanudada, reivindicó la medida, en la que el equipo de Gobierno trabaja «desde hace tiempo» porque responde a una necesidad. «Todas las personas tienen el reconocimiento de su personalidad jurídica en todas partes; identificar legalmente a una persona es garantía de seguridad”, ha declarado. La portavoz del PSOE, Purificación Causapié, defendió la Tarjeta de Vecindad y aseguró que se trata de un «paso para la integración social». Ante las críticas de PP y Ciudadanos, alegó que «no se trata de dar privilegios, sino evitar las discriminaciones».


Esta tarjeta, que actúa como una especie de DNI para aquellos empadronados en situación irregular, ya fue puesta en marcha en otras ciudades como Fuenlabrada, Gijón o Nueva York.