lunes, 21 de noviembre de 2016

Celia Mayer investigada por prevaricación por derribar el monolito al Alférez


La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha sido citada a declarar en calidad de investigada por prevaricación como consecuencia de una querella interpuesta por la Fundación Francisco Franco por su actuación en materia de memoria histórica.

La edil de Ahora Madrid tendrá que declarar hoy ante el juzgado de instrucción número 27 de Madrid a las 12.00 horas, donde irá acompañada de un equipo de abogados municipales. En su querella, la Fundación Francisco Franco acusa a la concejal de Ahora Madrid de prevaricación administrativa por la retirada del monolito al Alférez Provisional, llevada a cabo, según defiende el Ayuntamiento, en cumplimiento de la sectaria y revanchista ley de Memoria Histórica.



Mayer ordenó en febrero de este año comenzar con la retirada de los monumentos considerados "franquistas" de la capital, y borró en primer lugar la placa por el fusilamiento de unos monjes carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo, una lápida dedicada al falangista José García Vara y el monolito al Alférez Provisional en la plaza de Felipe IV.

Tras las críticas unánimes de la oposición por la actuación de la delegada de Cultura, el equipo de Gobierno de Manuela Carmena suspendió la retirada de los vestigios hasta tener desarrollada una normativa municipal que indicase cómo aplicar la legislación y ordenó reponer la placa en homenaje a los carmelitas y el monolito al Alférez al admitir que este monumento no incumplía la ley de memoria histórica

El monumento, erigido en 1960 y ubicado desde entonces en la calle Felipe IV, frente al Casón del Buen Retiro, fue desmontado y retirado "por la vía de hecho y prescindiendo absolutamente de la normativa legal reguladora", según argumenta la fundación. El Alférez Provisional fue un cuerpo del Ejército del bando nacional que se creó para paliar la falta de cuadros medios y oficiales técnicos de carrera. Eran personas que se alistaban voluntariamente y obtenían directamente el empleo de alférez por tener una formación media o superior. Su formación dentro del Ejército fue rápida, rompiendo momentáneamente moldes reglamentarios que no eran adaptables a las necesidades del momento, creándose las primeras escuelas en septiembre de 1936.

El presidente, Jaime Alonso ha declarado a Gaceta.es que la Ley de Memoria Histórica "ha traído, de nuevo, el enfrentamiento entre los españoles y, mediante subvenciones, la movilización oportunista de la izquierda más radical". ‘’La historia no puede imponerse, ni ser instrumento del poder político sin incurrir en el totalitarismo".

La actuación de Celia Mayer en materia de memoria histórica llevó a todos los grupos municipales, incluido el PSOE, a pedir a Manuela Carmena la dimisión de su responsable de Cultura, lo que ella rechazó a cambio de acometer una remodelación del área. Esos cambios se concretaron cuando la regidora podemita quitó a Mayer las competencias y creó un comisionado dependiente de Alcaldía encargado de elaborar el plan de memoria histórica de Madrid. El PSOE, finalmente, apoyó en el Pleno a Ahora Madrid para evitar la reprobación de la concejal que sí pidieron Ciudadanos y el PP.


El organismo, presidido por Francisca Sauquillo, entregó un informe en el que sugería cambiar el nombre de 27 calles o plazas, entre ellas, el paseo del general Muñoz Grandes, la plaza de Arriba España, la calle de los Caídos de la División Azul o la calle del General Millán Astray.