viernes, 9 de diciembre de 2016

Colau cede un local a los separatistas para promocionar el 'ejército catalán'


La regidora de Barcelona, Ada Colau, ha mostrado desde que llegó a la alcaldía su desprecio a las Fuerzas Armadas Españolas, garantes de la integridad de nuestro territorio, quiere desahuciar a los legionarios de la ciudad y mostró su descontento por la presencia de los militares en el Salón de la Enseñanza de la Ciudad Condal -les dijo que no deseaba que estuvieran en el certamen, declaración que le afeó el entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés, que calificó el gesto de la alcaldesa hacia los militares como una falta de respeto institucional y una falta de educación en lo personal-, pero su "antimilitarismo" no le impide patrocinar una conferencia el próximo día 25 de noviembre sobre la creación de una "estructura de Defensa y Seguridad del Estado catalán”.

La charla, que está organizada por la asociación separatista Vibrant y patrocinada por el Ayuntamiento de Barcelona, se celebrará en uno de los espacios del Centre Cívic Can Felipa -un local público-, en el Poble Nou -granero de votos de la marca blanca podemita- y servirá para debatir "las formas que el ejército catalán puede adoptar, los conflictos del siglo XXI y las situaciones de conflicto moderno, tales como la guerra psicológica, mediática, ideológica, biológica, religiosa o informática".



Contará con la presencia de Eduard Vinyamata, doctor en Ciencias Sociales, que ya manifestó que "Cataluña necesita una agencia nacional de seguridad que emplee valores no armados, es decir, la diplomacia para resolver los conflictos, la cooperación internacional desinteresada, la defensa de los derechos humanos y el conocimiento científico sobre la guerra y la violencia", y señaló que "Cataluña no tiene enemigos" y que, por tanto, una política nacional de defensa y seguridad catalana "no necesitaría un ejército ni del recurso a las armas".

Asimismo participarán también Marc Comes, coordinador de la sectorial Inteligencia para la Independencia de la Asamblea Nacional Catalana -organización regada con dinero público que promueve la secesión- y el jurista Sebastián Sardine, entre otros. Este último fue uno de los autores de la propuesta de constitución catalana que evitaba el castellano como lengua oficial. Pese a prever una protección para los castellanohablantes solo contemplaba como oficiales el catalán y el aranés.


La conferencia llegará tras el multitudinario aquelarre separatista de este domingo en Barcelona bajo el lema "Por la democracia, defendamos nuestras instituciones" en apoyo a los cargos electos rupturistas investigados por los tribunales y para reafirmar la llamada vía independentista ante la "justicia española". Esta manifestación ha contado con la presencia de dirigentes como el expresidente catalán Artur Mas, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; el exconseller Francesc Homs, el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, y cómo no de la mano derecha de Colau, Gerardo Pisarello, conocido por su ultraje a la bandera de España durante la festividad de la Merced de 2015.