lunes, 26 de diciembre de 2016

Ribó quiso contratar servicios con dinero público para su evento podemita pagando 30 veces su precio


El Ayuntamiento de Valencia gobernado por Joan Ribó quiso incluir en ‘Solimed’, un evento sobre 
refugiados organizado por el grupo parlamentario europeo de Podemos, un contrato menor por 15.000€ para la contratación de la traducción simultánea para sordomudos. El propio Consistorio había pagado para un evento de mayor duración un total de 1.038 euros unos pocos meses antes.

Tal como recoge la documentación a la que ha tenido acceso OKDIARIO, Compromís firmó una resolución con 10 contratos menores con fecha de 21 de noviembre destinados a distintos tipos de servicios asociados a ‘Solimed’. Entre ellos figuraba el concepto de traducción para sordos que no se ajustaba a la fiscalización de la Intervención.



Ribó iba a dedicar a “Intérpretes de lenguaje de signos” 15.000 euros para un evento de tres días, pero finalmente no se incluyó en la resolución definitiva y que anulaba a la primera. La Intervención municipal paró los pies al concejal de Ribó al ver que no se incluían los datos exactos sino cifras redondas ‘a ojo de buen cubero’. El cálculo suponía pagar 30 veces más de lo que el Ayuntamiento de Valencia pagó por estos mismos servicios para un evento de mayor duración.

Así se desprende de la redacción de la resolución definitiva. “El Servicio Fiscal de Gastos indica la necesidad de subsanar de distintos aspectos, con carácter previo a la fiscalización”, indican. Se “deja sin efecto la Resolución (anterior) por no cumplir el requisito previo para su validez de fiscalización del gasto”.

El edil de Ribó ya había aprobado la resolución sin haber pasado antes por la intervención, algo muy grave según las fuentes consultadas. Firmó la propuesta como resolución y después llegaron los reparos de la Intervención. Se vio obligado a hacer una segunda e incluso una tercera.

Otra resolución del mismo Ayuntamiento pero de distinta concejalía, la de Bienestar Social e Integración, dice que estos servicios de interpretación con la misma fundación costaban 18,55 euros por hora. Por tanto, para este evento, proporcionalmente, se quería abonar 30 veces el precio ya pagado por el Consistorio valenciano para un evento de similares características.
600 €/h frente a 18,55 €/h

La disparidad de precios hizo sospechar a la Intervención municipal. La concejal de Bienestar Social e Integración, Consol Castillo, organizó un evento en el que pagó 1.038,8 € por el servicio de traducción simultánea para sordomudos por 56 horas de prestación adjudicados a la Fundación Fesord CV, la misma entidad. El equipo de Ribó quería pagar en torno a 600 euros por hora cuando debería pagar 18,55 como ya hizo anteriormente el propio Ayuntamiento.

La duración de ‘Solimed’ fue de aproximadamente la mitad por lo que tendría que suponer 500 euros, a lo sumo, muy lejos de los 15.000 euros que se había incluido en un primer momento.


 El grupo municipal popular que denuncia el caso llevará varias preguntas al Pleno municipal para preguntar por qué, finalmente, no se incluyó este contrato menor y para saber si la Generalitat también aportó una parte similar para la realización del evento. Por otra parte, quieren saber por qué unas ciudades pueden participar de estos eventos y no otras. Como contó OKDIARIO cerca de 30 cargos de Podemos estuvieron presentes en el acto público frente a 2 de PSOE y ninguno de PP o C’s.