martes, 10 de enero de 2017

ACNUR llama a ocultar la nacionalidad del que comete un atentado


El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) asegura que es "peligroso" e "injusto" vincular comisión de delitos a si alguien es o no refugiado ya que "generaliza, estigmatiza y provoca miedo".

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha censurado a través de las redes sociales al concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Percival Manglano, por señalar que el presunto autor del atentado del pasado lunes en Berlín -que reivindicó el Estado Islámico- y que costó la vida a 12 personas y dejó medio centenar de heridos -algunos de ellos muy graves- era "refugiado".



"El autor del atentado terrorista en Berlín fue un refugiado paquistaní. No hay peores ciegos que los que no quieren ver", dijo el edil tras conocer las primeras informaciones sobre el atentado que reveló la policía alemana y la propia canciller Angela Merkel. El refugiado pakistaní Naved B., de 23 años, fue posteriormente puesto en libertad por falta de pruebas y ahora, tras hallar huellas en el camión, la Policía busca al también refugiado Anis Amri, de origen tunecino, como principal sospechoso del ataque. Las fuerzas de seguridad encontraron documentación suya en el vehículo y emitieron una orden europea de detención. Además, ofrecieron hasta 100.000 euros de recompensa por pistas que ayuden a encontrarle.

ACNUR respondió al edil en una serie de tuits y aseguró que "estos atentados son deplorables con independencia del país dónde ocurran, nacionalidad o estatuto jurídico de quien los cometa". "Todo el peso de la ley debe caer sobre quienes sean hallados culpables, pero es peligroso e injusto vincular comisión de delitos a si alguien es o no refugiado; generaliza, estigmatiza y provoca miedo. ACNUR pide a quienes ostentan cargos de responsabilidad especial prudencia con sus mensajes en este sentido".

Cabe señalar que coincidiendo con una política migratoria de "puertas abiertas" de la UE con los refugiados, una ola de atentados islamistas ha sacudido en los últimos años a Europa. En 2015, París sufrió dos atentados yihadistas: El enero, dos hombres asaltaron la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo y tirotearon a 12 personas y en noviembre, un grupo organizado de islamistas atacaron la sala Bataclan y asaltaron con rifles una conocida zona de ocio de la capital francesa dejando 130 muertos y más de 350 heridos.

En marzo de este año, 32 personas murieron y 300 resultaron heridas tras dos atentados islamistas en el aeropuerto de Bruselas y en el metro, y en julio -día de la Fiesta Nacional Francesa- los yihadistas perpetraron en Niza con el mismo modus operandi utilizado en Berlín - a través de un camión- una matanza que costó la vida a  86 personas.