viernes, 19 de mayo de 2017

El Islam será la religión predominante en Europa, según un estudio


Islam, Religión, Europa, MusulmanesUn estudio sostiene que el crecimiento de la población que profesa el islam superará a los cristianos en todo el mundo, menos en Latinoamérica.

Un informe del Centro de Investigaciones Pew indica que en 2050 el número de musulmanes del mundo prácticamente igualará al de cristianos y, alrededor de dos décadas después, en 2070, podría superarlo por primera vez en la historia.

Entre 2010 y 2050, la población mundial aumentaría un 35%, hasta 9.300 millones de personas. La cantidad de cristianos subiría en un porcentaje similar —hasta 2.900 millones—, mientras que la cifra de islámicos subiría un 73% y alcanzaría 2.800 millones.


El portal Arab News asegura que esta tendencia se debe, en gran parte, a que “las musulmanas tienden a tener más hijos” que las mujeres de otros grupos religiosos: 3,1 frente a los 2,3 hijos del conjunto de féminas de otras religiones.

Asimismo, el Centro de Investigaciones Pew ya indicó que el islam era la religión con la edad promedio más baja en 2015: 24 años, seguida del hinduismo (27), el cristianismo (30), otras religiones (34), el budismo y el judaísmo (37).

¿Qué sucede en América Latina?

Sin embargo, esta tendencia mundial no se dará en los países de Latinoamérica, donde la población general aumentará un 27% y el número de musulmanes un 13%.

La investigación indica que América Latina es una de las regiones con menos musulmanes del mundo: en 2010 eran 840.000 y se estima que llegarían a 940.000 para 2050, un número inferior al que ya existe en algunos países de Europa.

La politóloga y ex integrante del Departamento de Medio Oriente del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de la Plata (Argentina), Ana Schinder, explicó a RT que los musulmanes de América Latina “se integraron junto a las grandes oleadas inmigratorias” del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, “creando sus centros religiosos y comunitarios y con presencia en todos los ámbitos de la vida política y social”.

Esto llevó a que no se generaran “las mismas pautas de segregación que en Europa” en función de “la identidad religiosa o étnica”, con lo cual la integración cultural “fue mucho mayor”, sobre todo por “la educación pública”, apuntó Schinder.


Finalmente, esta especialista destacó que el fenómeno tuvo lugar “por el carácter aislado de América Latina y la fuerte presencia del catolicismo”, que provoca que “sea la religión hegemónica”, mientras que en el viejo continente no hay un credo principal o una ‘religión de Estado’.