viernes, 5 de mayo de 2017

Tsipras ofrece ayudas en vivienda a los refugiados mientras baja las pensiones


Podemos, Grecia, tsipras, Refugiados, pensiones, viviendaEl ministro de Migración griego, Yannis Muzalas, ha presentado un programa para alquilar viviendas a refugiados con el objetivo de reducir el número de campos en territorio continental del país y, por tanto, el número de personas en los mismos.

En una rueda de prensa ofrecida en Lárisa (Grecia central) junto al responsable en Grecia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Philippe Leclerc, Muzalas ha dicho que el plan financiado por la Unión Europea (UE), prevé trasladar a viviendas a 10.000 refugiados en 2017 y a otros tantos el año siguiente.

Muzalas ha especificado que será el Estado el que alquile "a precio de mercado" viviendas en "grandes ciudades griegas" y que en un principio se dará preferencia a las familias y demandantes de asilo, siempre bajo la premisa de que la mudanza será voluntaria para esas personas.



Los migrantes recibirán además una cantidad de dinero regularmente en lugar de las raciones de comida actuales, que habían sido blanco de las quejas de los refugiados en diversos campos.

Muzalas ha asegurado que de las 40.000 personas que viven en unos 40 campos en toda Grecia continental, se prevé que se puedan reducir a entre 17 y 20 con alrededor de 500 personas cada uno.

Mientras introduce el decimotercer recorte de pensiones en siete años 
A la vez que el Gobierno de Alexis Tsipras ofrece ayudas en vivienda a los refugiados, pone en marcha el nuevo sistema de cálculo de pensiones que conlleva una reducción de hasta un 30% de los ingresos de los nuevos jubilados y constituye el decimotercer recorte en siete años, desde que se aprobó, en mayo de 2010, el primer plan de rescate a Grecia.

El nuevo sistema de cálculo forma parte de la reforma de pensiones que aprobó el Parlamento en mayo de 2016 en el marco del tercer plan de rescate financiero del país. A partir de ahora, la pensión mínima bajará de los 486 euros a los 384 euros y además se eleva de 15 a 20 años el mínimo de años cotizados.


Además de elevar el período de cotización mínimo, se han eliminado una serie de posibilidades para acceder a la jubilación anticipada, a la de viudedad y a la de discapacitados.