viernes, 18 de agosto de 2017

ATENTADO BARCELONA: Los yihadistas guardaban en la casa de Alcanar dos depósitos con explosivos



Yihad, Barcelona, Atentados, islam, stop islam, islamistas, Daesh, ISISLos Mossos d'Esquadra investigan si los terroristas buscaban una matanza aún mayor. La policía catalana detuvo a dos personas en relación «directa» con el atentado cometido el jueves por la tarde en la Rambla de Barcelona. Entre los arrestados no se encuentra el autor material del ataque terrorista, según explicó el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, quien confirmó que el principal autor de la matanza sigue libre.

Las dos detenciones se produjeron, de hecho, lejos de la capital catalana. El primero de los arrestos fue en la localidad de Alcanar (Tarragona). Según confirmaron los Mossos d'Esquadra, se trata de uno de los identificados tras la explosión de una vivienda ocupada que quedó completamente destruida en la urbanización Montecarlo de la localidad, donde el miércoles por la noche murió una persona y resultaron heridas otras siete. Fuentes policiales vinculan el atentado en pleno corazón de Barcelona con una posible célula que podría haberse formado en la pequeña localidad tarraconense.


Aunque el incidente se vinculó inicialmente a una explosión por acumulación de gas, Trapero reveló el jueves que guarda relación directa con el atentado en Barcelona. Durante las pesquisas realizadas en la casa tras la explosión, Bomberos y Mossos descartaron que se tratara de un accidente y empezó a barajarse la existencia de sustancias explosivas.

Los Mossos d'Esquadra estudian la posibilidad de que el atentado en la Rambla se precipitara, precisamente, después de que uno todavía mayor fracasara tras la explosión accidental en Alcanar. Según las mismas fuentes, uno de los interrogados tras la explosión pudo dar pistas sobre lo que preparaban. El temor a ser detenidos podría haber acelerado el ataque de Barcelona.

El jueves por la tarde, el extremo de que la casa de Alcanar podía haber sido utilizada para ocultar explosivos pudo haberse confirmado después de que se produjera una segunda explosión durante las tareas de investigación y desescombro. En total se produjeron nueve heridos, incluidos policías y bomberos, cuando una grúa que realizaba movimientos de escombros contactó con algo. Según fuentes policiales, en la parte posterior de la casa se localizaron dos depósitos con productos explosivos.

El segundo hombre detenido fue arrestado en Ripoll (Gerona), horas después de que su pasaporte apareciera abandonado en la furgoneta utilizada para el atropello masivo en Barcelona. Una situación que se ha dado en otros atentados anteriores cometidos por simpatizantes del Estado Islámico, que dejan tras de sí documentos de identidad en sus atentados.

Identificado como Driss Oukabir, fue detenido después de que se acercara por voluntad propia a la comisaría policial de Ripoll a desmentir su implicación en el ataque y denunciar que le habían robado la documentación. Pese a ello, los Mossos d'Esquadra lo detuvieron a la espera de obtener más información sobre su presunta implicación o saber qué podía saber del atentado.


Según explicó a los investigadores el propio detenido, habría sido su hermano menor -identificado como Mussa-, quien le robó el pasaporte. Su documentación fue utilizada para alquilar la furgoneta usada en el atentado y la segunda, vinculada a la misma célula, que fue localizada horas después en Vic.