martes, 29 de agosto de 2017

La hija de Chávez, una de las mujeres más ricas de Venezuela



Chavez, riqueza, venezuela, chavismo, corrupción, podemos, iu, Progre, comunismoMaría Gabriela Chávez, “la predilecta” hija de Hugo Chávez y un grupo de chavistas disfrutan de fortunas gracias a las ‘bondades’ del régimen defendido por Podemos e IU en España.

Los más de 4 millones de dólares que María Gabriela Chávez posee en sus cuentas de Andorra y EEUU, le conceden el ostentoso título de la mujer más millonaria de Venezuela.
María Gabriela posee un puesto permanente en la ONU, que apenas pisa.

Mientras Venezuela se encuentra al borde de una Guerra Civil y los venezolanos viven una grave crisis social y humanitaria, los dueños del régimen, antiimperialistas, poseen fortunas que planean extender a Estados Unidos o Europa.

El diario El Independiente ha publicado una larga lista de personalidades vinculadas con Maduro que se han hecho auténticamente de oro: los Chávez, los Maduro-Flores, los Cabello y los Padrino.


A Diosdado Cabello se le relaciona con el control de la empresa EVEBA de Cumaná, una de las más grandes del país. Como propietario de esta empresa figura Kalil Mayed, quien ha hecho lobby para los chavistas en el mundo árabe. Hay medios opositores que estiman que la fortuna de Diosdado Cabello rondaba ya en 2013 los 3.500 millones de dólares, según una investigación de reportero24.com.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, quien ya fue uno de los hombres fuertes del comandante Hugo Chávez, controla la administración de la Misión Abastecimiento Soberano y Seguro, esto es, la distribución de alimentos. Los militares controlan cada vez más ministerios. El diario El Nacional reveló cómo se ha creado un emporio industrial con 16 empresas propias y mixtas para el desarrollo económico de las Fuerzas Armadas.

Cilia Flores es la mujer más poderosa de Venezuela y ejerce como tal. Su sobrino favorito, Carlos Erick Malpica, llegó a ser tesorero nacional y vicepresidente de Finanzas de PDVSA (Petróleos de Venezuela SA).

Un modelo de chavista enriquecido es Diego Salazar, a quien llamaban el Rojo de Oro. Hijo de un guerrillero de los 60, vendía pólizas de seguro hasta que su primo, Rafael Ramírez, a cargo de PDVSA, le otorgó el contrato estrella con la empresa petrolera estatal.