martes, 31 de octubre de 2017

Los obispos denuncian que la Ley LGTBI conculca derechos fundamentales


Obispos, Iglesia, LTGB, Homosexuales, Lesbianas, gays, PodemosLos obispos españoles han denunciado que la proposición de ley LGTBI promovida por Podemos supone una “conculcación de derechos fundamentales de la persona” y contiene un “fuerte contenido ideológico”.

Así lo ha manifestado en una nota de prensa la Conferencia Episcopal Española (CEE), tras la reunión de la Comisión Permanente, en la que, entre otros asuntos, se ha analizado dicha iniciativa legislativa.

“Dada la gravedad de esta iniciativa legal y otras similares autonómicas para la concepción cristiana del amor humano, el matrimonio, la familia y la educación”, la CEE ha presentado un informe al respecto para “responder al desafío de este proyecto legal, de fuerte contenido ideológico que se quiere imponer obligatoriamente a la sociedad española”.



El estudio ha sido elaborado por la Subcomisión Episcopal para la Familia, que ampliará su análisis en la próxima reunión de la Asamblea Plenaria de la CEE.

La Comisión Permanente también ha analizado la situación actual del Tribunal de la Rota con motivo de la adaptación de los tribunales de la Iglesia ante la entrada en vigor del documento vaticano “Mitis Iudex Dominus Iesus”, con el que el papa Francisco ha renovado los procesos canónicos de nulidad del matrimonio al introducir un “proceso breve” y “gratuito” para poder conseguirla.

Asimismo, se ha acordado que durante la próxima Asamblea Plenaria, que se celebrará del 20 al 24 de noviembre, se apruebe la creación de un departamento de Pastoral Bíblica en la CEE.

Para 2018, el Plan Pastoral de los obispos prevé centrarse en el “kerigma o anuncio de la Palabra de Dios”, para lo que se revisarán las actividades de la Iglesia en España y así “ofrecer propuestas adecuadas para la evangelización y el fortalecimiento de la fe”.

En el capítulo económico, se han aprobado los presupuestos para 2018 de la Conferencia Episcopal, así como la constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano para el próximo año.


Además, la Comisión Permanente ha acordado destinar a la Conferencia Episcopal de México una ayuda de 50.000 euros para paliar las consecuencias de los últimos terremotos sufridos.