martes, 14 de noviembre de 2017

El Ayuntamiento triplica los contratos a dos empresas en las que participa una impulsora de Ahora Madrid



Ayuntamiento, Ahora Madrid, Podemos, Corrupción, Comunismo, enchufismo, Madrid, Carmena
El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado en los últimos dos años 19 contratos de servicios por un total de 3,2 millones de euros a la cooperativa Dinamia y a la fundación Trabe, en las que participa la actriz Beatriz Santiago, una de las impulsoras de las asambleas que desembocaron en la aparición de Ahora Madrid. El montante de los contratos triplica los que Dinamia había conseguido en los diez años previos, durante los gobiernos del PP en el Ayuntamiento de la capital.

El Consistorio defiende la legalidad de las adjudicaciones, la gran mayoría realizadas mediante concurso público, mientras que Dinamia sostiene que trabaja con esta administración desde el año 2005.Beatriz Santiago, actriz que ha participado en películas como Hable con ella, de Pedro Almodóvar, o Airbag, de Juanma Bajo Ulloa, fue una de las impulsoras de la asamblea para formar la candidatura ¡A por ellos!, que se presentó a las primarias de Ahora Madrid, en el que están integrados Podemos, Ganemos, EQUO y militantes de IU. La actriz asegura a EL MUNDO que nunca ha pertenecido a ningún «partido» ni «mucho menos» es fundadora de Ahora madrid. «Como muchas personas, apoyé una de las candidaturas que se presentaron», sostiene.



Socia en excedencia desde el pasado mes de agosto de la cooperativa Dinamia Producciones, Santiago es también vocal en el patronato de la Fundación Trabe, constituida el 22 de junio de 2015, sólo nueve días después de que Manuela Carmena tomase posesión como alcaldesa de Madrid. Ambas compañías comparten trabajadores, fines generales (contribuir a la economía social) y hasta domicilio, en la céntrica calle Duque Fernán Núñez de Madrid. Dinamia y Trabe han optado de forma conjunta a diversos contratos del Ayuntamiento de Madrid en los dos últimos años.

Según la información de que dispone EL MUNDO y confirman tanto fuentes municipales como la propia Dinamia, esta cooperativa facturó por valor de 4,8 millones de euros entre 2005 y 2015 al Ayuntamiento de Madrid. Una media, por tanto, de apenas medio millón de euros por ejercicio. Desde finales de 2015, cuando Ahora Madrid accedió a la Alcaldía, las adjudicaciones se han triplicado, alcanzando los 3,2 millones de euros, según confirma también el Consistorio de la capital. En la mayoría de los casos, las adjudicaciones son a Dinamia, pero también hay tres contratos a una UTE integrada por esta firma y Trabe, que suman 2,3 millones de euros. Algunos de los contratos adjudicados tienen fecha de vigencia hasta el año 2018.Las contrataciones proceden de áreas de lo más variado dentro del Ayuntamiento, desde la Agencia para el Empleo a Madrid Salud, pasando por Equidad, Derechos Sociales y Empleo y Economía y Hacienda, pero también de los distritos de Arganzuela, Centro, Chamberí, Ciudad Lineal, Moratalaz y Villa de Vallecas.

El Ayuntamiento de Madrid defiende la legalidad de los contratos. Su portavoz, Rita Maestre, explica que las adjudicaciones «se hacen a través de licitaciones en las que puede participar cualquier empresa mediante concurso público» y que es una mesa técnica la que evalúa si se ajustan al pliego de condiciones. «No hay ningún poder político en la adjudicación de un contrato, ninguno», añade.

Respecto al aumento de las adjudicaciones tras el cambio de Gobierno, fuentes municipales sostienen que puede ser consecuencia del «tipo de proyectos, ya que son temáticas que se tratan por primera vez» en el Ayuntamiento.


Dinamia, por su parte, defiende que no tiene relación con Trabe, aunque admite que fue creada por «algunos socios y socias» de esta cooperativa «y otras personas» de la economía social y solidaria de Madrid. Y que comparten domicilio social porque ambas están instaladas en Latraviesa junto a otras entidades para compartir espacio, recursos y sinergias. Respecto a las adjudicaciones conseguidas, Dinamia defiende que «no parecen haber variado significativamente en función del partido político que ha gobernado en la ciudad» desde que empezó a colaborar con el Ayuntamiento.