lunes, 27 de noviembre de 2017

La quiebra social llega a Navarra por los intentos de oficializar el euskera



Navarra, Euskera, quiebra, podemos, progreNueva brecha social en Navarra. Tras la crisis de convivencia que hemos presenciado en los últimos años en el País Vasco y en Cataluña parece que el futuro en la Comunidad Foral comienza a enturbiarse. ¿El motivo? Los intentos de ‘batasunizar’ la política y de incorporar el euskera como lengua oficial en una comunidad en la que sólo el 12% lo habla como primera lengua.

Las aspiraciones de la presidenta y líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, y del resto de formaciones que integran este gobierno cuatripartito parecen tener más importancia que la división que puede producirse en el territorio. Es más, ya están empezando a darse las primeras evidencias de ello.

“Sin bailar por no saber euskera”. Este era el titular de una información de El Diario de Navarra y en la que se dejaba constancia de la situación de una vecina de Valle de Egües. Begoña decidió apuntarse a un curso de ‘dantza’ en castellano.



Sin embargo, al no haber alumnos suficientes apostó por su segunda opción y por intentar matricularse en ‘dantzas vascas’ porque consideraba que el baile tiene un “lenguaje universal” y que, por tanto, no habría problema aunque no fue así.

El Consistorio decidió responder a su petición y argumentó que “no podía matricularse al no conocer el lenguaje en el que se impartirían las clases. “La cultura no es sólo del que sabe vasco, Es de todo el mundo. No entiendo esta discriminación”, señaló ella en el pleno del Ayuntamiento al que acudió como público para mostrar su caso. No obstante, la posición de la concejalía de Cultura, regentada por una edil de Geroa Bai, es la de que  “el objetivo de los cursos es el aprendizaje de las danzas pero con un perfil lingüístico concreto”.

Quizá por ello, (o no), el Instituto Navarro del Euskera ha lanzado una convocatoria de ayuda destinada a financiar la enseñanza del de euskera a personas adultas, para el periodo de octubre de 2017 a septiembre de 2018, con un importe total de 700.000 euros. Así quedaba reflejado este mismo jueves en el Boletín Oficial de Navarra en el que se mostraba que el plazo final para solicitar las ayudas expira el próximo 20 de noviembre.

Según el Ejecutivo foral, la matriculación los cursos de euskera para vascos han mostrado una “tendencia al alza”. No es para menos ya que el Ejecutivo está dispuesto a oficializar esta lengua tras la creación de una comisión encargada de crear una nueva Ley del euskera con la que “defender la identidad de Navarra”.