viernes, 29 de diciembre de 2017

El PSOE considera prioritaria la apertura de las fosas de un solo bando


PSOE, Guerra Civil, fosas, bandos, memoria históricaEl PSOE ha registrado este jueves en el Congreso una propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica que permite priorizar la apertura de las fosas de la Guerra Civil y el franquismo y lograr que sea el Estado el que lidere y asuma esa responsabilidad.

La reforma que plantean los socialistas incluye un nuevo conjunto de medidas de reparación de la dignidad de las víctimas, dota a la ley de mecanismos que garanticen su cumplimiento y establece el marco de participación de las víctimas y sus representaciones cívicas en el diseño y control de las políticas públicas.

Diez años después de la aprobación de esta ley, impulsada por el Gobierno de Zapatero, el PSOE ha constatado que “muchas” de las políticas públicas dispuestas en ella “no se han cumplido en la forma y alcance” que proyectó el legislador, sobre todo las dirigidas a localizar e identificar a los desaparecidos y a retirar símbolos de exaltación franquista.


El nuevo texto incluye la creación de una Comisión de la Verdad, cuyo objetivo será “contribuir al esclarecimiento de las violaciones de los derechos humanos, del derecho humanitario y de las graves infracciones cometidas durante la Guerra Civil Española y la dictadura franquista”, y elaborar un informe final que entregará para su aprobación a las Cortes y al Gobierno de España y las instituciones competentes para el cumplimiento de sus recomendaciones.

La proposición de ley de reforma, que ha registrado el diputado socialista Odón Elorza, modifica además el Código Penal para introducir un nuevo artículo 510 bis, que incluye diversos tipos penales para castigar las manifestaciones de odio contra víctimas del franquismo y de la Guerra Civil Española, el enaltecimiento del franquismo, así como la necesidad de ilegalizar asociaciones y fundaciones que, con la justificación de fines sociales, realizan actos de exaltación franquista.

Ni que decir tiene que el proyecto presentado por el PSOE no pretende que se establezcan las mismas sanciones para quienes ensalcen la represión republicana o a los dirigentes políticos y los partidos que participaron en ella. Entre otras cosas porque el PSOE se vería muy directamente afectado al ser uno de los principales responsables de la represión organizada por el Frente Popular.

También se recoge un nuevo artículo 320 bis dirigido a castigar a las autoridades y funcionarios públicos que incumplan esta ley o se nieguen a aplicarla. “Cumplimos los socialistas con el objetivo de ampliar los supuestos, de dar satisfacción a las familias de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, para recuperar la dignidad de estas víctimas y reconocer su condición como tales”, ha dicho Elorza.

A este respecto, el texto reconoce el derecho a obtener una declaración de reparación y reconocimiento personal a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo y prevé la creación de un censo público de víctimas.

Incluye también crear un Consejo de Memoria Histórica y un Banco Nacional de ADN para extraer, almacenar y gestionar muestras genéticas de todos los casos denunciados de desaparición y declara “fin de utilidad pública e interés social” las actividades de localización, identificación y traslado de restos humanos para permitir la ocupación temporal de los terrenos afectados.

Sobre el Valle de los Caídos, el texto señala que se reconvertirá en un centro nacional de memoria, impulsor de la cultura de la reconciliación, la memoria colectiva democrática y la dignificación y reconocimiento de las víctimas y prohíbe expresamente su utilización como mausoleo de Franco, cuyos restos se sacarían de allí, mientras que los de José Antonio Primo de Rivera se trasladarían a un lugar no preeminente del recinto o al que designe su familia.


Entre otras medidas de reparación, el texto señala que se convocará un acto público en sede parlamentaria, para que la autoridad competente del Estado pida perdón a las víctimas del franquismo y a sus familiares, como manifestación del pleno reconocimiento y reparación moral.