martes, 5 de diciembre de 2017

Una candidata de la CUP y edil en Barcelona, acusada de agredir a un guardia



CUP, Cataluña, Barcelona, agresivos, Independencia, PodemosLa catalana se encuentra sumida en un proceso judicial acusada de haber lesionado a un agente de la Guardia Urbana y ha sido denunciada por los Mossos.

A finales del pasado mes de octubre, Rovira se sentaba en el banquillo junto a su compañera de bancada, María José Lecha, acusadas de un delito de lesiones por el que la Fiscalía solicita condenar a ambas. Según publicaba El País, los hechos tuvieron lugar en 2016 en los instantes previos al juicio contra su compañero de filas Josep Garganté. A las puertas del juzgado se encontraban ambas concejales y, según el relato de la supuesta víctima, le propinaron ‘’patadas y golpes bajos’’.

Por estos hechos la Fiscalía pide que las acusadas indemnicen al agente por lesiones con 245 euros en total. Las dos concejales negaron haber cometido esas agresiones y ofrecido una versión diametralmente opuesta a la de la supuesta víctima.

La acusación particular ha pidió 1.790 euros por responsabilidad civil y 210 de multa, mientras que la acusación popular, representada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), solicitó una multa de 2.700 euros y medida de alejamiento durante 6 meses.



Acusó a los Mossos de ejecutar a los terroristas de Barcelona

El Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) denunció el pasado mes de septiembre ante la Fiscalía a la concejal de la CUP en Barcelona Maria Rovira por asegurar en un pleno municipal que los Mossos d’Esquadra habían “ejecutado extrajudicialmente” a seis de los terroristas que atentaron en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

Según informó en un comunicado el sindicato, la denuncia, presentada en la Fiscalía Provincial de Barcelona, acusa a Rovira de los delitos de injurias a cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El SPC asegura actuar “en defensa del cuerpo de los Mossos d’Esquadra y de sus miembros”, dada la “pasividad habitual” que, a su parecer, ha demostrado la dirección política del cuerpo “cuando se trata de defender la imagen de la institución y de sus agentes”.

“Transcurrido un plazo de tiempo suficiente como para despejar dudas al respecto, desde el Sindicato de Policías de Cataluña hemos decidido lo que ya viene siendo habitual: defender nosotros la imagen y la honorabilidad del cuerpo y de nuestros compañeros”, indicaba el comunicado.

El sindicato reprocha a la concejal de la CUP en Barcelona que, además de votar en contra de otorgar la medalla del mérito cívico a los Mossos d’Esquadra por su papel en los atentados, se refiriera a “ejecución extrajudicial” cuando valoró el trabajo de los agentes en los ataques.