lunes, 14 de mayo de 2018

Los contratos a dedo crecen un 1.166% en el Ayuntamiento de Madrid


Madrid, carmena, Ahora madrid, ayuntamiento, contratos, podemos, corrupciónEn el Ayuntamiento de Madrid, liderado por la alcaldesa Manuela Carmena, se han disparado las convalidaciones de gasto un 1.166% en febrero y marzo de 2018, comparado con el mismo periodo del año anterior. Una práctica que no gusta ni siquiera a Podemos, partido al que pertenece el delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, pues consideran en la formación morada que «no son un ejemplo de buena gestión».

En estos dos meses del año, según denuncia el PP, el gasto del Ayuntamiento en convalidaciones pasó de los 274.005,62 euros de 2017 a alrededor de 3,1 millones de euros. Las convalidaciones son un mecanismo, permitido por la Ley, del que disponen las administraciones para solucionar determinadas situaciones sobrevenidas con dinero de las arcas municipales sin tener que pasar por un concurso público o un proceso negociado sin publicidad. Es decir, se le encarga un servicio a una empresa determinada y se le paga, sin más burocracia. El proceso pasa por Junta de Gobierno, pero no tiene los plazos que implica un concurso.



El área que más ha utilizado este recurso en lo que va de año es la de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, que ha pasado, según los datos proporcionados por la propia concejalía que dirige la delegada Marta Higueras, de los 113.130,32 euros que gastó en los primeros meses de 2017 mediante este concepto a 1,9 millones en 2018. La mayoría de los gastos así realizados por Equidad son para la contratación de diversos servicios para los centros 
de día.

Fuentes de la concejalía explican a ELMUNDO que el aumento se debe a que «los contratos anteriores que prestaban estos servicios habían agotado la posibilidad de prórroga. Y para evitar perjuicios y traslados a las personas mayores usuarias de estos centros, se optó por las convalidaciones, con los mismos proveedores». Pero matizan que «en ningún caso estas convalidaciones se trata de contratos a dedo».

Señalan desde el Área que «en los casos de los centros de día son contratos muy complejos. Hubo un retraso en las adjudicaciones y como no pudimos llegar a los plazos establecidos (fijados para noviembre y diciembre) y, para evitar que las personas que acuden a estos centros tuvieran que cambiar a otro, lo que hubiera supuesto un problema para ellas, optamos por las convalidaciones». Además argumentan que se ha producido una modificación en los mismos y «lo que antes era por distrito ahora va por lotes, lo que explica que aparezcan tantos expedientes».

La mayoría de estas convalidaciones de febrero y marzo, con importes que varían desde los 148 euros a los más de 800.000 -con contratos entre medias de 9.800 euros, 38.000 o 241.124 euros, por citar algunos- son, sobre todo, para gastos de mantenimiento de diversas instalaciones, para servicios de vigilancia y seguridad, para gestión de centros de día y para gestión de equipamientos municipales, entre otros.